^
A
A
A

Inflamación de las glándulas paraanales en gatos.

 
, Editor medico
Último revisado: 18.10.2021
 
Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

Los dueños de mascotas pueden enfrentar un problema como la inflamación de las glándulas paraanales en los gatos, que está plagado de consecuencias negativas y requiere tratamiento inmediatamente después de su detección.

Causas inflamación de las glándulas paraanales en gatos

La mayoría de los mamíferos, incluida la familia de los felinos, tienen un par de sacos anales (sacos) entre los músculos del esfínter anal, delimitados por tejido conectivo y revestidos con epitelio escamoso en su interior. Se llaman senos paraanales o senos paraanales (sinus paranalis), y en sus paredes están las glándulas, sebáceas y apocrinas. Cada seno tiene un conducto angosto y corto que se abre al costado del borde interno del ano.

Los senos paranales contienen secreciones de glándulas y células de epitelio exfoliado, y este secreto con un olor extremadamente desagradable (con el que los felinos marcan "su territorio" y las heces) puede ser de diferente consistencia - desde líquido hasta muy espeso. La mayoría de los gatos pueden liberar sistemáticamente las glándulas de esta secreción por sí mismos: se secreta durante las deposiciones, cuando se ejercen heces sólidas y contracciones del esfínter externo del ano sobre el seno.

Pero algunas mascotas pueden tener problemas en forma de aumento de los senos paranales y su inflamación.

Como señalan los veterinarios, las causas más comunes de saculitis o sinusitis paraanal, es decir, la inflamación de las glándulas / senos paraanales, es un bloqueo de los conductos de los senos paraanales y una violación de su permeabilidad, lo que lleva al estancamiento de las secreciones.

Factores de riesgo

Los principales factores de riesgo para el desarrollo de inflamación de las glándulas / senos paranasales incluyen:

  • Estreñimiento crónico o deposiciones sueltas (diarrea)
  • helmintiasis intestinal (incluidas las derivadas de la alimentación de gatos con carne y pescado crudos);
  • violación de la microbiota intestinal obligada de diversas etiologías;
  • hipodinámica y obesidad;
  • comida demasiado blanda;
  • presencia de alergias alimentarias;
  • disminución del tono muscular del esfínter anal;
  • trauma en la región anal con daño a los conductos de los senos paraanales;
  • predisposición hereditaria.

Patogenesia

El mecanismo de desarrollo del proceso inflamatorio, la patogenia de la sinusitis paraanal, se explica por el hecho de que, en la secreción acumulada, comienza una multiplicación intensiva de bacterias condicionalmente patógenas que inicialmente estaban presentes en él, y microorganismos patógenos que ingresan desde el recto.

Pero los veterinarios aún no saben por qué las glándulas de algunos animales producen una secreción demasiado espesa o hay un aumento de la producción.

Síntomas inflamación de las glándulas paraanales en gatos

Los primeros signos de inflamación de las glándulas paraanales / senos nasales son lamidos más frecuentes y prolongados de la ingle por parte del gato. También en la primera etapa

El animal puede demostrar su malestar durante la defecación al defecar fuera de la bandeja.

La picazón severa en el área anal en la siguiente etapa de la enfermedad se manifiesta por un comportamiento inquieto e intentos de calmarla, "rodando" sobre la espalda (sentado en el suelo, levantando la cola y estirando las patas traseras hacia adelante).

Además, los síntomas incluyen falta de apetito en el animal, disminución de la actividad locomotora y rigidez en la parte trasera al caminar. Puede haber una ligera secreción espesa y maloliente debajo de la cola, y el área alrededor del ano puede estar inflamada y enrojecida. En uno o ambos lados del ano, debajo de la piel, hay áreas protuberantes que son duras al tacto y bastante dolorosas para el animal.

Complicaciones y consecuencias

Las complicaciones y consecuencias más graves de dicha inflamación son el desarrollo de un absceso, su avance (con el derramamiento de pus e icor y la posible propagación de la infección a la cavidad pélvica) y la formación de una fístula perianal, es decir, una fístula..

Con una fístula en los tejidos que rodean el ano, en el ano (a veces con la captura de una parte importante del esfínter), o en el recto, aparece una herida con secreción serosa y mal olor.

Diagnostico inflamación de las glándulas paraanales en gatos

Los expertos hacen el diagnóstico de dicha inflamación basándose en el examen y los síntomas presentes.

Diagnóstico diferencial

Se realizan diagnósticos diferenciales con helmintiasis, inflamación de los genitales y formaciones malignas de localización anorrectal.

Tratamiento inflamación de las glándulas paraanales en gatos

Si el gato muestra signos de problemas con las glándulas paraanales, debe visitar a un veterinario que pueda ayudar profesionalmente al animal limpiando manualmente los senos nasales de secreciones estancadas y realizando el tratamiento antiséptico adecuado.

Está permitido usar supositorios rectales con ictiol, que se administran dos veces al día durante una semana. El linimento de sintomicina o el ungüento de levomekol también se usa para la inflamación de las glándulas paraanales en gatos.

La inflamación infecciosa con formación de pus se trata con antibióticos. Los veterinarios recetan medicamentos como ampicilina o amoxicilina (amoxicilina con ácido clavulánico); suspensión veterinaria para inyecciones subcutáneas e i / m Clavil (amoxicilina + clavulanato de potasio) - dentro de cinco a siete días, una inyección (la dosis se calcula por el peso corporal del animal); Cefalen 1000 (Cephalexin) y Cefalen suspensión para administración oral.

La homeopatía para animales puede utilizarse, en particular, fármacos antiinflamatorios con efectos analgésicos y cicatrizantes, como Travmatin (en forma de solución inyectable) o Trauma-gel (para uso externo).

En ausencia del efecto de la terapia conservadora, el tratamiento quirúrgico se realiza como un remedio cardinal: la extirpación de los senos paraanales. Esta cirugía a menudo se complica por el estrechamiento del recto o incontinencia fecal.

Prevención

Las medidas preventivas se relacionan con algunos factores que aumentan el riesgo de desarrollar inflamación de las glándulas paraanales.

En particular, el gato debe ser liberado de las lombrices a tiempo, debe tratarse cualquier trastorno intestinal y el animal no debe ser sobrealimentado hasta llegar a un estado de obesidad. También se recomienda introducir una cantidad suficiente de fibra en la dieta, para aumentar el volumen de las heces, lo que, durante las deposiciones, ejercerá más presión sobre las glándulas, lo que les permitirá limpiarse.

Pronóstico

El tratamiento oportuno proporciona un pronóstico favorable para el resultado de esta inflamación, aunque no se excluye su recurrencia. Pero en el caso de un absceso, existe una amenaza real para la vida del animal.

Translation Disclaimer: The original language of this article is Russian. For the convenience of users of the iLive portal who do not speak Russian, this article has been translated into the current language, but has not yet been verified by a native speaker who has the necessary qualifications for this. In this regard, we warn you that the translation of this article may be incorrect, may contain lexical, syntactic and grammatical errors.

You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.