^
A
A
A

Maduración de la placenta: posterior, prematura.

 
, Editor medico
Último revisado: 18.10.2021
 
Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

La maduración de la placenta es una de las etapas importantes en el desarrollo de un bebé sano en el futuro, ya que la placenta asegura la actividad vital de su bebé. Es necesario comprender cómo la placenta madura en condiciones normales y cuáles son sus funciones para saber qué cambios patológicos y sus signos pueden ser.

¿Para qué es la placenta?

La función de la placenta humana es de interés, tanto desde un punto de vista científico como clínico. El estudio de la placenta humana es muy difícil, porque la metodología conlleva riesgos inaceptables tanto para la madre como para el feto.

La placenta juega un papel vital en todos los trimestres del embarazo y asegura que su bebé se desarrolle de manera segura. Realiza muchas funciones, tales como:

  1. La placenta funciona básicamente para proporcionar una nutrición adecuada a su bebé. Antes de que la sangre de usted llegue a su bebé, viaja a través de la placenta para alcanzar el cordón umbilical que lo conecta con su bebé. La placenta es el único órgano del cuerpo con dos suministros de sangre separados, cada uno de los cuales proviene de un organismo separado. Dado que la placenta es un órgano temporal, el flujo sanguíneo cambia rápidamente en cada etapa del embarazo.

La circulación uteroplacentaria es un sistema con baja resistencia para el organismo materno. El flujo sanguíneo arterial uterino en un estado no embarazado promedia entre el 1% y el 2% del gasto cardíaco en la madre. Durante el embarazo, el flujo sanguíneo uterino aumenta bruscamente hasta que alcanza el 17% del gasto cardíaco materno.

La circulación placentaria del feto recibe aproximadamente dos tercios del gasto cardíaco total del feto. Esta alta tasa de flujo es importante cuando se transporta oxígeno y nutrientes de la madre al feto y está respaldada por una serie de diferencias anatómicas en la circulación fetal. Dado que los pulmones del feto no tienen ninguna función respiratoria, en este órgano se mantiene una alta resistencia vascular debido a los efectos mecánicos de los alvéolos no expandidos en las paredes de los vasos y al efecto vasoconstrictor de la baja tensión de oxígeno que prevalece en la sangre fetal. Estos dos factores se combinan para derivar aproximadamente dos tercios de la salida del ventrículo derecho de los pulmones a la circulación sistémica a través del conducto arterial.

Esta es una de las funciones más importantes de la placenta.

  1. Otra función importante que realiza la placenta es que actúa como un riñón; Filtra la sangre para eliminar sustancias dañinas que pueden ser peligrosas para la salud de su bebé.
  2. La placenta también sirve como un pulmón para los niños y le permite transmitir oxígeno a su bebé.
  3. La placenta devuelve los desechos biológicos de su bebé al sistema de circulación de la madre, que luego se elimina de su cuerpo a través de la orina.
  4. A lo largo del embarazo, la placenta conserva el papel principal de todas las membranas biológicas (es decir, la permeabilidad selectiva). Con partículas, como las células sanguíneas y las macromoléculas, el transporte está muy limitado, lo que proporciona una "barrera placentaria". En el otro extremo del espectro, la transferencia de muchos nutrientes esenciales se acelera mediante diversos mecanismos de transporte. Esto salvará a su hijo de posibles infecciones al separar la sangre de su hijo, actuando como un filtro.
  5. Muchas de las hormonas se producen a partir de la placenta en su cuerpo con la cantidad máxima de lactosa, que proporciona un nivel adecuado de glucosa en la sangre, lo que permite que se propague al bebé.
  6. La placenta también destruye las partículas de alimentos que consume para garantizar la nutrición adecuada de su bebé.
  7. Captura el oxígeno que inhala para dispersarse en la sangre para ayudarlo a llegar al sistema circulatorio de su hijo, y lo pasa a través del cordón umbilical. Esta es una de las funciones importantes que realiza la placenta, ya que evita la posibilidad de que su bebé pueda inhalar líquidos amnióticos, que pueden ser catastróficos.
  8. La placenta segrega una gran cantidad de hormonas femeninas, como la progesterona y el estrógeno, que proporcionan el tono del útero, el crecimiento de la placenta, retrasan la próxima ovulación y apoyan el embarazo en sí. También abre el camino para la preparación de los tejidos maternos y el útero para el nacimiento de un niño.
  9.  Durante el embarazo, la placenta se mueve mientras el útero se expande y crece. Esta es la función general de la placenta para permanecer en las primeras etapas del embarazo, pero en las últimas etapas del embarazo se mueve a la parte superior del útero para abrir el cuello uterino para el nacimiento de un bebé.

Maduración normal de la placenta.

La placenta es el órgano de más rápido crecimiento en el cuerpo humano. La placenta crece de una célula a aproximadamente 5 × 10 hasta el grado 10 de células en 38 semanas. La implantación de un huevo fertilizado ocurre entre el séptimo y el décimo día después de la concepción. La capa de células que forman la superficie germinal se desarrolla en la membrana coriónica, y las células del citotrofoblasto se originan a partir de ella. Las células trofoblásticas son agregados multinucleares de células citotrofoblásticas y se forman constantemente a partir de ellas. Estas células, más las vellosidades, son características y características únicas de la placenta humana futura.

Los senos venosos dentro del endometrio muy temprano invaden las células trofoblásticas. En pocos días, se desarrollan lagunas, rodeadas de células sincitiales y llenas de sangre venosa materna y líquido tisular. Las arteriolas espirales maternas se destruyen el día 14 o 15, y la sangre arterial materna ingresa al espacio en desarrollo. Los vasos fetales se forman in situ dentro de los núcleos mesenquimales, y las vellosidades resultantes se llaman vellosidades terciarias. Aproximadamente a los 17 días después de la concepción, los vasos sanguíneos tanto fetales como maternos funcionan y se establece la verdadera circulación placentaria. Esta es la base de la formación de la placenta futura.

La vascularización fetal y materna de la placenta se completa entre los días 17 y 20, y los eritrocitos fetales pueden detectarse dentro de los vasos del feto después del día 21 después de la concepción. La placenta continúa creciendo en grosor y circunferencia hasta el final del cuarto mes. Un aumento en el grosor de la placenta es consecuencia de un aumento en la longitud y el tamaño de las vellosidades con una expansión del espacio intervertebral. Después del cuarto mes, no hay un aumento notable en el grosor, pero el crecimiento a lo largo de la circunferencia continúa durante la mayor parte del embarazo.

La placenta humana es una placenta hemocrónica, lo que significa que la sangre materna está en contacto directo con el trofoblasto fetal. La sangre materna circula libremente en el espacio. Las vellosidades pueden considerarse una unidad funcional de la placenta, es aquí en el nivel molecular donde se produce el intercambio de materia entre la madre y el feto. Por lo tanto, el desarrollo de las vellosidades placentarias es la base para el desarrollo adecuado y la maduración de la placenta.

En la placentación temprana, cada vellosidad placentaria pasa a través de un programa de desarrollo inicial similar. En la placentación tardía, las vellosidades se diferencian morfológicamente en un rango limitado de cambios funcionales en las vellosidades, lo que refleja su especialización. La principal contribución inicial consiste en la membrana trofoblástica que rodea el embrión, y luego, a través de su desarrollo de mesodermo extraembrionario y la diferenciación de los vasos sanguíneos, cumple su función.

Hay tres tipos principales de células trofoblásticas: citotrofoblastos difusos, citotrofoblastos extravitales y sincitiotrofoblastos, que se forman mediante la fusión de citotrofoblastos difusos.

La capa de sincitiotrofoblasto forma la cubierta epitelial de todo el árbol lanudo. Estas células son sincitio multinucleado, diferenciado en el terminal, formado por la fusión de las células progenitoras del citotrofoblasto. La diferenciación está regulada por la gonadotropina coriónica, y la fusión de las células citotrofoblastas continúa durante el desarrollo de la placenta.

Las partes celulares derivadas de sincitiotrofoblastos (núcleos apoptóticos y micropartículas) se pueden colocar en la sangre materna.

Las vellosidades mesenquimales se forman continuamente a partir de trofoblásticas durante el embarazo y se consideran la base para el crecimiento y la diferenciación de los árboles de pañales. Formarán la base de la unidad funcional de la placenta futura.

Inicialmente, se forman las vellosidades primarias. Así, en la segunda semana de desarrollo de la placenta, se produce la primera etapa de desarrollo de las vellosidades coriónicas, las células trofoblásticas de la cáscara (sincitotrofoblastos y citotrofoblastos), que forman extensiones de dedos al decidus materno.

Las vellosidades secundarias se desarrollan en la tercera semana: esta es la segunda etapa del desarrollo de las vellosidades coriónicas. Al mismo tiempo, el mesodermo extraembrionario se convierte en vellosidades y cubre toda la superficie del saco coriónico.

Las vellosidades terciarias se forman durante 4 semanas, esta es la tercera etapa del desarrollo de las vellosidades coriónicas. En esta etapa, el mesénquima se diferencia en vasos sanguíneos y células, forma una red arteriocapilar.

En los dos primeros trimestres, las vellosidades terciarias son los precursores de vellosidades intermedias inmaduras, mientras que en el último trimestre, las vellosidades mesenquimales se transforman en vellosidades intermedias maduras. Las fibras intermedias inmaduras formadas durante los dos primeros trimestres son etapas de desarrollo en relación con las vellosidades del tallo.

Las vellosidades intermedias maduras se desarrollan durante el último trimestre y producen numerosas vellosidades terminales. Las vellosidades terminales no son protuberancias activas causadas por la proliferación de trofoblastos, sino protuberancias pasivas causadas por torsión capilar debido al crecimiento longitudinal excesivo de los capilares del feto en vellosidades intermedias maduras.

El desarrollo de la placenta corresponde al período de gestación. En la semana 4-5, se forma inicialmente una red compleja de cables y recipientes con conexiones redundantes. Esta red contiene principalmente cables ya conectados entre sí. Los recipientes y los cables están conectados entre sí sin interrupción.

A las 6-7 semanas, las vellosidades, en las que prevalece la red capilar de vasos y cuerdas, forman la base de las vellosidades.

En la semana 8-9, las vellosidades tienen dos grandes vasos centralizados que están rodeados y conectados a la red capilar periférica. La red capilar contiene vasos con un lumen en contacto cercano con la capa trofoblástica superpuesta. Esto asegura el desarrollo de la red vascular placentaria.

La maduración de la placenta comienza desde el primer momento de desarrollo de las primeras vellosidades y dura no menos de treinta semanas.

La tasa de maduración de la placenta tiene etapas sucesivas a nivel macroscópico. El conocimiento y la distinción de estas etapas es muy importante para evaluar el estado del feto y el desarrollo funcional de la placenta en sí. El grado de maduración de la placenta semanal distingue lo siguiente:

El grado 0 (cero) se caracteriza por la formación de una estructura clara y correcta, en la que todos los segmentos de la placenta están completamente formados. Además, cada vellosidad ha alcanzado el grado final de crecimiento, tiene el peso de las células y los vasos necesarios para el intercambio de gases. Este grado es típico para completar la formación de la placenta, y normalmente debería estar en la trigésima semana de embarazo. Esta placenta en este momento puede proporcionar todas las funciones y necesidades del bebé en este período de gestación.

  1. el grado se caracteriza por un cambio en la homogeneidad del tejido placentario y la formación de diferentes sitios de ecogenicidad. Este es un proceso normal y habla sobre el desarrollo constante de diferentes partes de la placenta. Este grado es característico para la trigésima tercera semana del embarazo. Puede haber una variación de una semana.
  2. El grado se desarrolla en la trigésima cuarta a la trigésima séptima semana. En este caso, la placa coriónica se enrosca, las regiones de eco-genes aparecen en números más grandes. Este grado es considerado el más maduro y funcionalmente activo. El grosor de la placenta en esta etapa varía de 29 a 49 milímetros. Dicha actividad funcional de la placenta le permite al bebé obtener la mayor cantidad de nutrientes para almacenarlos durante el parto.
  3. el grado de madurez indica la preparación completa de la placenta para el proceso de trabajo fisiológico. Al mismo tiempo, comienzan los procesos de división de la placenta y la formación de su extremo apical y distal. Este grado se desarrolla antes del nacimiento y debe ser observado por lo menos 39 semanas.

Causas alteración de la maduración de la placenta.

Aunque la placenta es un órgano confiable, varios factores pueden afectar el estado de salud de la placenta durante las etapas del embarazo, lo que hace que la madre embarazada se vuelva propensa a la patología del embarazo y del feto. Aunque algunos de estos problemas pueden ser considerados y modificados, las principales causas de deterioro de la maduración de la placenta son las siguientes:

  1. Traumatismo abdominal a una mujer embarazada en el otoño o cualquier otra forma de shock. 
  2. Problemas con la coagulación sanguínea. Algunas afecciones médicas pueden interferir con la capacidad de la sangre para espesar, lo que viola el flujo sanguíneo uterino y placentario.
  3. Los niveles altos de presión arterial pueden dañar la salud de la placenta en gran medida. Después de todo, un cambio en la presión conduce a un cambio en la corriente y la fuerza de la sangre en la placenta, por lo que las vellosidades de la placenta pueden no desarrollarse como se esperaba.
  4. Alta edad materna: este es un factor de riesgo para la violación de la formación de la placenta, ya que a esta edad se reducen los procesos de diferenciación y división celular.
  5. Embarazos múltiples: las madres que están embarazadas de gemelos o trillizos suelen desarrollar una placenta débil, ya que todos los nutrientes deben distribuirse adecuadamente.
  6. Ruptura prematura de la membrana: una membrana llena de un líquido, conocido como saco amniótico, puede romperse en un estado temprano, lo que altera la estructura y puede llevar a complicaciones.
  7. Una mujer embarazada que tiene antecedentes de un problema de placenta durante un embarazo anterior tiene factores de riesgo para el mismo problema con cada embarazo posterior.
  8. Cirugía del útero: cualquier operación realizada previamente en el útero, puede llevar a una implantación defectuosa y a una interrupción adicional de la formación de la placenta.

 

trusted-source[1], [2], [3], [4], [5], [6], [7], [8], [9], [10], [11], [12]

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para el desarrollo de un trastorno placentario no se limitan a la edad. Además, esto incluye problemas extragenitales en la madre, interrupción de los sistemas de la homeostasis del cuerpo.

trusted-source[13], [14], [15], [16], [17], [18], [19], [20], [21]

Patogenesia

La patogenia de la maduración anormal se puede observar en varias condiciones diferentes. La maduración prematura acelerada de la placenta, es decir, la formación prematura de vellosidades terminales, se puede considerar como una reacción o adaptación de la placenta a una perfusión materno-placentaria reducida. Histológicamente, esto se puede reconocer como una disminución en el diámetro de las vellosidades y una formación acelerada de membranas sincitio-vasculares.

La maduración tardía de la placenta, cuando comienza el parto, y la placenta aún no está madura, sugiere que hubo un acto de factores en el útero que detuvo la maduración de la placenta. Por lo tanto, cuando la edad gestacional es tardía, la placenta aún no está madura para garantizar un flujo sanguíneo normal. Tal maduración tardía se puede observar en varias situaciones clínicas diferentes. Esto sucede en mujeres con diabetes en el lado materno. Esto se puede observar en relación con anomalías congénitas o cromosómicas, con Willitis crónica (inflamación de las vellosidades) de etiología desconocida.

trusted-source[22], [23], [24], [25], [26], [27], [28], [29]

Síntomas alteración de la maduración de la placenta.

Los síntomas de maduración prematura de la placenta que la mujer no puede sentir por sí mismos. Dado que la placenta es el órgano que asegura la actividad vital del feto, los primeros signos de deterioro de la maduración de la placenta aparecerán por el lado de los cambios en la actividad funcional del feto. Una mujer puede notar que el feto también comenzó a moverse menos, y en su salud no se mostrarán tales cambios.

El diagnóstico de la maduración acelerada de la placenta se basa principalmente en datos de métodos de investigación adicionales. El diagnóstico instrumental de maduración de la placenta permite determinar su espesor y la naturaleza de la estructura de la placa coronal. Si, por ejemplo, en la trigésima semana de embarazo se determina el tercer grado de madurez de la placenta, esto puede considerarse una maduración acelerada o prematura. Esta patología es confirmada por ultrasonido. Como el bebé aún no está listo para el parto en este momento, tal envejecimiento de la placenta puede tener consecuencias. Se pueden desarrollar complicaciones, porque con tal maduración acelerada de la placenta, se forma la calcificación en la placenta y se perturban los procesos de circulación de la sangre. ¿Qué amenaza la maduración prematura de la placenta? Esto puede llevar a un parto prematuro o, si el proceso se forma gradualmente, se desarrolla una hipoxia fetal crónica.

Los signos clínicos de maduración tardía de la placenta también son difíciles de diagnosticar sin pruebas y métodos instrumentales. Si antes del nacimiento, en la semana treinta y siete y treinta y nueve, el grado de madurez de la placenta es menor que el segundo, entonces esto indica un retraso o su maduración tardía. En tales casos, el desarrollo de la anastomosis vascular uterina y placentaria se retrasa, así como la función hormonal insuficiente de la placenta. Las consecuencias y complicaciones de esta afección pueden ser graves, incluso ante anomalías congénitas en un niño.

El diagnóstico de anomalías de maduración de la placenta es, sobre todo, la ecografía. Los signos ultrasónicos de maduración prematura de la placenta son un engrosamiento del ancho de la placenta de más de 35 milímetros, la aparición de calcificaciones o inclusiones en el grosor de la placenta, así como un aumento de la ondulación de la placa cortical.

Los análisis que pueden confirmar uno u otro diagnóstico de patología no son específicos. En ciertos casos, se requieren pruebas adicionales para identificar la causa que llevó a tales violaciones.

trusted-source[30], [31], [32], [33], [34], [35]

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial de la maduración alterada de la placenta se debe realizar en la etapa de diagnóstico por ultrasonido. Debe excluir las lesiones infecciosas de la placenta, que requieren tratamiento inmediato en la etapa de detección.

Tratamiento alteración de la maduración de la placenta.

¿Qué hacer con la maduración prematura de la placenta? El tratamiento de las patologías de maduración de la placenta tiene muchas condiciones. El tema importante aquí es cuánto se expresa el cambio. Si la maduración prematura se observa solo un grado, la corrección médica y la terapia de espera son posibles en el contexto del monitoreo de la condición.

La farmacoterapia se utiliza para mejorar la circulación uterina, que sufre en el contexto de estas patologías.

Curantil se utiliza como un medio de terapia patogénica en tales casos. El medicamento mejora las propiedades reológicas de la sangre y no forma coágulos de sangre. Posología y administración: oral. Dosificación: a partir de 75 miligramos por día, si es necesario, se puede aumentar la dosis. Los efectos secundarios pueden ser en forma de sangrado posterior al parto si el medicamento se usa durante un período prolongado.

Otros fármacos en el tratamiento de mujeres embarazadas con maduración prematura de la placenta no tienen eficacia probada, por lo que deben usarse con precaución.

Si hablamos de métodos de tratamiento alternativos, así como de remedios homeopáticos, solo se pueden utilizar según las recomendaciones del médico. Teniendo en cuenta los posibles riesgos para el feto, cuando y así haya violaciones de la maduración de la placenta, es importante mantener la máxima funcionalidad hasta el momento del nacimiento. Por lo tanto, es necesario utilizar los medios alternativos con cuidado.

Prevención

La prevención de la maduración anormal de la placenta se encuentra en las medidas generales que garantizan un embarazo saludable. Es importante planificar el embarazo y tratar la enfermedad antes de que ocurra. Si hay patologías crónicas en una mujer, pueden causar violaciones de la formación de la placenta, por lo que estas patologías deben tratarse a tiempo.

trusted-source[36], [37], [38], [39], [40]

Pronóstico

El pronóstico para el parto con maduración retardada de la placenta o con maduración acelerada de la placenta es generalmente satisfactorio. Debido al deterioro de la circulación uterina, puede haber riesgos de tener bebés con retraso del crecimiento intrauterino. Las anomalías congénitas más graves en estas patologías son muy raras.

La maduración de la placenta es un proceso largo y muy importante para el desarrollo del bebé. Este cuerpo tiene una estructura única que proporciona muchas funciones básicas para el feto. Por lo tanto, cualquier violación de la maduración de la placenta debe evitarse, ya que pueden tener consecuencias.

trusted-source[41], [42], [43], [44], [45], [46], [47], [48]

Translation Disclaimer: The original language of this article is Russian. For the convenience of users of the iLive portal who do not speak Russian, this article has been translated into the current language, but has not yet been verified by a native speaker who has the necessary qualifications for this. In this regard, we warn you that the translation of this article may be incorrect, may contain lexical, syntactic and grammatical errors.

You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.