^

Salud

A
A
A

Tipos de pleuroneumonía

 
, Editor medico
Último revisado: 10.09.2022
 
Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

La neumonía se divide según el grado de daño pulmonar. Si el proceso inflamatorio cubre solo los lóbulos, sin extenderse a los vasos y alvéolos, entonces se habla de pleuroneumonía o neumonía crouposa, una enfermedad infecciosa que puede ser provocada por virus, microbios u hongos. A su vez, se conocen distintos tipos de pleuroneumonía, que solo pueden ser identificados por un médico especialista.

Hasta la fecha, hay una serie de pleuroneumonías, que difieren en ciertas características. Dicha clasificación es necesaria, en primer lugar, para la elección óptima del tratamiento de la enfermedad.

Formas

La división de los diferentes tipos de pleuroneumonía se basa en signos clínicos, etiológicos y de otro tipo. Por ejemplo, distinguen pleuroneumonía por aspiración, postraumática, postoperatoria, así como viral, bacteriana, fúngica, etc. Considere los tipos básicos de pleuroneumonía, sus características y características principales.

Pleuroneumonía infecciosa

Muchos tipos de pleuroneumonía difieren según el agente causal del proceso infeccioso. La identificación de la infección es obligatoria, ya que de ella depende el régimen de tratamiento y los métodos y medicamentos utilizados. La pleuroneumonía infecciosa se clasifica de la siguiente manera:

  • Pleuroneumonía viral: causada por virus, puede ser una complicación con un tratamiento inadecuado o influenza no tratada, SARS. Rara vez es una infección primaria. Es difícil desde el punto de vista diagnóstico identificar el virus en la pleuroneumonía, por lo tanto, los agentes antivirales con un amplio espectro de actividad, así como varios medicamentos sintomáticos, se prescriben con mayor frecuencia para el tratamiento.
  • La neumonía por micoplasma ocurre después de la penetración en el tejido pulmonar de un tipo especial de microorganismos llamado micoplasma. Esta enfermedad se fija con mayor frecuencia en la infancia y la adolescencia. Puede ocultarse, sin ciertos síntomas, pero responde bien al tratamiento con medicamentos antibacterianos.
  • La neumonía fúngica y la pleuroneumonía pueden desencadenarse por varios tipos de infección, incluido un patógeno fúngico. El diagnóstico de pleuroneumonía fúngica se realiza solo después de un diagnóstico completo, ya que los síntomas clínicos de este tipo de enfermedad suelen ser pobres, los signos son borrosos e indistintos y, a menudo, no corresponden a las manifestaciones clásicas del daño microbiano. La enfermedad puede ser causada por hongos, Candida, hongos endémicos dimórficos, pneumocystis. En la mayoría de los casos, el "culpable" es Candida albicans, así como aspergillus o neumoquistes, es decir, una infección centrada en el tejido pulmonar. Los patógenos pueden ingresar al sistema respiratorio, tanto desde focos externos como desde otros focos micóticos que están presentes en el cuerpo humano. Por ejemplo, Candida es un componente constante de la microbiocenosis de la piel y las mucosas, pero en determinadas circunstancias puede activarse y volverse patógena: como resultado, se desarrolla una neumomicosis. El tratamiento para una infección fúngica en los pulmones es a largo plazo, utilizando un potente ciclo antimicótico.
  • Actinobacillus pleuropneumonia es causado por Actinobacillus, un bacilo pleomórfico gramnegativo formador de cápsulas. Solo los rumiantes se ven afectados por esta enfermedad: bovinos, porcinos y, con menor frecuencia, ovinos. Otros animales y humanos son inmunes a la infección y no se enferman. Anteriormente, hasta 1983, la enfermedad se denominaba "pleuroneumonía hemofílica": actualmente este término se considera obsoleto, ya que el patógeno, que antes se consideraba del género Haemophilus, ahora se ha trasladado al género Actinobacillus.

Otro término predominantemente veterinario es "pleuroneumonía contagiosa". Esta es una variedad de neumonía particularmente contagiosa, que se transmite fácilmente de un animal a otro, lo que provoca una derrota general de la enfermedad. El agente causal suele ser Mycoplasma mucoides. Los animales que se recuperan de la pleuroneumonía contagiosa se vuelven inmunes a esta infección.

Pleuroneumonía abscesora

Hablando de pleuroneumonía con abscesos, significan la presencia de focos de destrucción infecciosa purulenta-necrótica del pulmón. Estas son múltiples áreas purulentas-necróticas de deterioro tisular, y no hay un límite claro con el tejido pulmonar sano. Debido a la presencia de procesos destructivos característicos, muchos expertos llaman a esta enfermedad el término "pleuroneumonía destructiva".

En los pulmones se forman zonas de fusión de tejidos del tipo drenaje. Staphylococcus aureus se considera el principal agente causal de la patología, pero también se presentan Klebsiella y otras enterobacterias, así como estreptococos hemolíticos, neumococos y microbios anaerobios.

Se considera que la causa más común del desarrollo de pleuroneumonía abscesora es la aspiración de secreciones orofaríngeas y la presencia dentro del cuerpo de focos de infección purulenta adyacentes a los vasos linfáticos y sanguíneos.

La sintomatología de la enfermedad es similar a la de la neumonía total.

Pleuroneumonía adquirida en la comunidad

La pleuroneumonía adquirida en la comunidad es una de las variedades de procesos pulmonares inflamatorios en los que un agente infeccioso ingresa al sistema respiratorio fuera de un hospital u otra institución médica. Esta forma de pleuroneumonía es bacteriana o viral, y la ruta de transmisión es a través del aire.

En la mayoría de los pacientes, la reacción inflamatoria comienza después de una infección ARVI o influenza no tratada, traqueítis o bronquitis.

El agente causal ingresa a los pulmones a lo largo de un camino descendente, desde los órganos respiratorios superiores. Si la defensa inmunológica se debilita, al cuerpo le resulta difícil superar nuevos focos inflamatorios. Como resultado, la infección se asienta en el tejido pulmonar y se desarrolla pleuroneumonía aguda.

A menudo, los pacientes con pleuroneumonía adquirida en la comunidad ya tienen varias afecciones respiratorias crónicas, como la bronquitis crónica. La enfermedad entra en la etapa activa cuando se crean ciertas condiciones, cuando el sistema inmunológico se debilita. Si se retrasa con el tratamiento o lo ignora por completo, se puede desarrollar pleuroneumonía.

Neumonía hipostática

Una forma especial de la enfermedad es la pleuroneumonía hipostática, que es predominantemente secundaria. En la mayoría de los casos, la enfermedad se desarrolla como resultado del estancamiento prolongado de la circulación sanguínea en el sistema circulatorio pequeño, que debería proporcionar trofismo al tejido pulmonar. El flujo sanguíneo deteriorado conduce a la acumulación de productos de intoxicación en los pulmones. Se forma un esputo viscoso, al que se multiplican activamente los microorganismos, generalmente estreptococos y estafilococos, lo que provoca un nuevo proceso inflamatorio.

La pleuroneumonía hipostática o congestiva suele presentarse en pacientes de larga evolución que no pueden moverse y llevar una vida normal como consecuencia de lesiones o patologías somáticas. Entonces, las enfermedades primarias pueden ser infartos, accidentes cerebrovasculares, diabetes mellitus, oncopatología, etc. Una posición horizontal prolongada empeora el flujo sanguíneo y provoca estancamiento en los tejidos.

Tipos de pleuroneumonía según la extensión de la lesión

Hay tres lóbulos en el pulmón derecho y dos lóbulos en el izquierdo. A su vez, cada lóbulo se divide en segmentos: zonas parenquimatosas, ventiladas por un bronquio segmentario y una determinada rama de la arteria pulmonar.

Cuando la reacción inflamatoria se localiza en un lóbulo pulmonar, hablan de pleuroneumonía lobar, y en ambos lóbulos, de pleuroneumonía bidoleica. También hay pleuroneumonía lobular unilateral y bilateral. El cuadro clínico y las medidas terapéuticas son similares a otras variedades de la enfermedad.

Además, los especialistas han identificado los siguientes tipos de patología lobular:

  • pleuroneumonía segmentaria: caracterizada por daño a un segmento del lóbulo pulmonar;
  • pleuroneumonía polisegmentaria: indica la derrota de varios segmentos lobares a la vez;
  • la pleuroneumonía del lóbulo superior puede ser del lado derecho o izquierdo e indica daño en el lóbulo superior del pulmón;
  • la pleuroneumonía del lóbulo inferior también es derecha o izquierda, según la ubicación del proceso patológico;
  • la pleuroneumonía del lóbulo medio es un proceso inflamatorio en el lóbulo medio del pulmón derecho (el lóbulo medio está ausente en el pulmón izquierdo);
  • total: procede con la derrota de todo el campo del pulmón (todos los lóbulos de los pulmones derecho e izquierdo);
  • pleuroneumonía subtotal: para esta forma, el daño a ambos lóbulos de un pulmón es típico;
  • la pleuroneumonía focal indica una localización clara del foco inflamatorio, sin diseminarse a tejidos cercanos;
  • la pleuroneumonía subpleural es un proceso inflamatorio localizado en el pulmón subpleural;
  • pleuroneumonía basal - caracterizada por una reacción inflamatoria en la parte inferior del pulmón.

Esta clasificación se basa en el grado de propagación de la reacción inflamatoria. En este caso, la gravedad de los síntomas depende de la extensión de la lesión: cuanto más extensa es la inflamación, más profundo y brillante es el cuadro clínico. [1]

Pleuroneumonía confluente

Con una forma confluente de pleuroneumonía, los trastornos dolorosos cubren varias secciones del pulmón a la vez, o incluso el lóbulo pulmonar. Hay un retraso pronunciado en el proceso de respiración del lado afectado, los síntomas de insuficiencia respiratoria (falta de aliento, cianosis) se intensifican.

La pleuroneumonía confluente se caracteriza por cambios infiltrativos, contra los cuales existen zonas compactadas de infiltración y (o) cavidades destructivas. El término "confluente" en este caso significa la fusión de múltiples o únicos focos patológicos pequeños en formaciones más grandes. Dada esta característica del desarrollo de la pleuroneumonía, los expertos la consideran una forma relativamente peculiar del proceso inflamatorio pulmonar.

Complicaciones y consecuencias

Si las medidas terapéuticas se prescribieron de manera oportuna y el tratamiento en sí fue competente, entonces el curso de la pleuroneumonía generalmente pierde su ciclicidad típica y se interrumpe en la etapa inicial de desarrollo.

Si se altera el proceso de reabsorción del exudado, se desarrollan complicaciones de pleuroneumonía. En algunos casos, el tejido conectivo crece en el foco patológico: la carnificación ocurre con más cirrosis pulmonar. En algunos pacientes, se observan procesos purulentos con la destrucción (fusión) de los tejidos y la pleuroneumonía se convierte en un absceso o gangrena del pulmón.

Con pleuroneumonía, hay manifestaciones de la forma seca de pleuresía con estratificación fibrinosa y la formación de adherencias. La diseminación linfogénica de la infección conduce al desarrollo de mediastinitis purulenta y pericarditis. Si la propagación de microbios ocurre a través del sistema circulatorio, entonces

Focos purulentos metastásicos en el cerebro y otros órganos y tejidos: comienza el desarrollo de meningitis purulenta, peritonitis, poliposis aguda-ulcerosa o endocarditis ulcerosa, artritis purulenta.

A menudo, a los pacientes les preocupa la pregunta de por qué, mientras toman antibióticos para la pleuroneumonía, la temperatura no baja: ¿esto puede indicar el desarrollo de complicaciones? Con pleuroneumonía, los indicadores de temperatura generalmente oscilan entre 37 y 38 ° C. En el contexto de la terapia con antibióticos, se puede mantener una temperatura alta durante 2-3 días y con un proceso patológico bilateral, hasta 10-14 días (al mismo tiempo, no se excede la marca de 38 ° C). Si los indicadores superan el límite de 39-40 ° C, esto indica un aumento en la reacción inflamatoria y la pérdida de la capacidad del cuerpo para combatir el patógeno. En tal situación, el médico debe revisar inmediatamente el tratamiento y posiblemente cambiar el antibiótico. [2]

Diagnostico pleuroneumonía

El examen de un paciente con sospecha de pleuroneumonía se lleva a cabo de acuerdo con un plan individual elaborado por un médico. Este plan normalmente incluye:

Análisis generales de sangre, orina, esputo, bioquímica sanguínea (determinación de proteínas totales, electroforesis de proteínas, determinación del contenido de bilirrubina, fibrinógeno);

Bakposev de esputo con la determinación de la sensibilidad de la flora bacteriana a la terapia con antibióticos;

Electrocardiograma

Una radiografía de tórax es casi siempre la línea de base para diagnosticar todos los tipos de pleuroneumonía. El estudio se realiza en dos proyecciones:

  • durante la etapa de marea hay un aumento y enriquecimiento del patrón pulmonar, lo que se explica por la hiperemia tisular;
  • el grado de transparencia es normal o ligeramente reducido;
  • hay una sombra uniforme y la raíz pulmonar está ligeramente expandida en el lado afectado;
  • si la reacción patológica se localiza en el sector del lóbulo inferior, entonces hay una excursión reducida de la cúpula diafragmática correspondiente;
  • durante la etapa de hepatización se detecta una disminución pronunciada de la transparencia del tejido pulmonar (según el área afectada);
  • el área afectada del pulmón tiene un tamaño normal o ligeramente agrandado;
  • la intensidad de la sombra aumenta ligeramente hacia la periferia;
  • en las zonas medias de oscurecimiento se encuentran áreas de iluminación;
  • la raíz pulmonar del lado afectado está expandida, se distingue por la uniformidad de la sombra;
  • se observa compactación de la pleura adyacente;
  • durante la etapa permisiva, hay una disminución en la intensidad de la sombra de la zona patológicamente alterada;
  • la sombra fragmentada se reduce, la raíz pulmonar se expande.

Si se sospecha pleuroneumonía, entonces es preferible realizar un examen de rayos X completo, en lugar de una fluorografía estándar, que se considera más un método preventivo que terapéutico y de diagnóstico. La neumonía en la fluorografía no siempre se rastrea correctamente, ya que depende tanto de la gravedad del proceso patológico como del estado y la densidad de los tejidos a través de los cuales penetran los rayos X. Con la ayuda de la fluorografía, es posible prevenir el desarrollo de neumonía crónica por adelantado, proteger contra el curso atípico del proceso inflamatorio; sin embargo, este procedimiento no nos permite observar la localización de la inflamación y evaluar el grado de complejidad. Del proceso

A los pacientes con cualquier tipo de pleuroneumonía se les recomienda investigar la función de la respiración externa y, si está indicado, se realiza una punción pleural.

La TC multicorte está indicada en tales casos:

  • si hay síntomas clínicos evidentes de pleuroneumonía, pero no hay anomalías típicas en la radiografía;
  • si durante el diagnóstico de pleuroneumonía se detectan trastornos atípicos, como atelectasias obstructivas, abscesos o infarto pulmonar;
  • con un curso recurrente de pleuroneumonía, si se encuentran infiltrados patológicos en la misma zona del pulmón;
  • con pleuroneumonía prolongada, si los infiltrados patológicos no se resuelven dentro de un mes.

Los diagnósticos instrumentales adicionales pueden representarse mediante broncoscopia de fibra óptica, biopsia transtorácica, aspiración transtraqueal. La presencia de derrame pleural en el contexto de la posibilidad de una pleuropuntura segura es una indicación para el estudio del líquido pleural. [3]

En cada etapa de la pleuroneumonía, se realiza una auscultación obligatoria:

  • en la etapa de la marea, se nota debilidad de la respiración vesicular, crepitación;
  • en la etapa de hepatización, es posible escuchar claros estertores burbujeantes finos, con aumento de la broncofonía;
  • la crepitación también está presente en la etapa permisiva.

Diagnóstico diferencial

Los diferentes tipos de pleuroneumonía suelen diferenciarse de la bronconeumonía tuberculosa (neumonía caseosa). La particular complejidad de tal diagnóstico se observa en los casos en que la pleuroneumonía afecta los lóbulos superiores y la tuberculosis afecta los lóbulos inferiores: el hecho es que en la etapa inicial, la tuberculosis no se detecta como micobacterias en el esputo, y los signos clínicos y radiológicos de estas patologías son muy similares. A veces es posible hacer un diagnóstico correcto de tuberculosis si hay un inicio temprano típico de la enfermedad: debilidad temprana, aumento de la sudoración, fatiga constante sin motivación. La pleuroneumonía se caracteriza por un desarrollo agudo de síntomas, que incluyen un aumento brusco de la temperatura, dolor en el pecho, tos con esputo. En cuanto al infiltrado tuberculoso, se diferencia del pleuroneumónico en que tiene un contorno claro.

Un análisis de sangre en pacientes con tuberculosis demuestra leucopenia en un contexto de linfocitosis, y la pleuroneumonía se caracteriza por una leucocitosis significativa y una VSG acelerada.

Las pruebas de tuberculina (+) se consideran otra confirmación de lesiones tuberculosas.

Varios tipos de pleuroneumonía también se diferencian del cáncer broncogénico y de la embolia pulmonar ramificada pequeña.

Translation Disclaimer: The original language of this article is Russian. For the convenience of users of the iLive portal who do not speak Russian, this article has been translated into the current language, but has not yet been verified by a native speaker who has the necessary qualifications for this. In this regard, we warn you that the translation of this article may be incorrect, may contain lexical, syntactic and grammatical errors.

You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.