Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

Intervenciones quirúrgicas en los órganos genitales femeninos

Médico experto del artículo.

Cirujano, oncosurgeon
, Editor medico
Último revisado: 11.04.2020

Las intervenciones quirúrgicas en los genitales femeninos se llevan a cabo principalmente de dos formas: transabdominal (abdominal) o transvaginal.

Métodos de acceso quirúrgico en ginecología

Transabdominal (abdominal)
Transvaginal (vaginal)
laparotomía
laparocentesis

Mediana inferior

Transversales suprapúbicos (según Pfannensthil)

Transversales interiliales (según Czerny)

Laparoscopia

Laparoscopia abierta

Colpotomía anterior

Colostomía posterior histeroscopia

Existe acceso extraperitoneal al segmento inferior del útero, que se realiza durante la operación de cesárea con un alto riesgo de complicaciones purulentas-sépticas.

trusted-source[1], [2], [3], [4], [5], [6], [7], [8], [9], [10]

Laparotomía inferior-media

La incisión corre a lo largo de la línea media desde el seno hacia el ombligo. En algunos casos, para facilitar la manipulación y la revisión de la cavidad abdominal, la incisión se prolonga hacia la izquierda sin pasar por el ombligo.

Después de cortar la piel y el tejido adiposo subcutáneo, el cirujano aplica pinzas a los vasos sangrantes y se une o, de manera más racional, los coagula. Después de la exposición de la aponeurosis, se diseca con un bisturí en la dirección longitudinal de 1 cm de largo, y luego completamente por toda la longitud de la incisión con unas tijeras. Los músculos rectos se diluyen con los dedos a lo largo de todo el corte o se diseca una de las vaginas del músculo recto.

Luego se abre la fascia transversa y se extrae el tejido preperitoneal, lo que expone el peritoneo parietal, que se abre entre dos pinzas. En este caso, es importante no agarrar con las pinzas las asas intestinales adyacentes y el epiplón. Después de disecar el peritoneo en toda la longitud de la incisión, se delimita la cavidad abdominal.

Después de abrir la cavidad abdominal produce una auditoría de los órganos de la pelvis y de delimitación de las asas intestinales y el epiplón introducción en los tejidos de la cavidad abdominal (toalla) humedecidos con una solución de cloruro de sodio isotónica.

Una vez completada la operación, las costuras se disponen en capas en la pared abdominal diseccionada. El peritoneo se cose con una sutura continua con material de sutura reabsorbible a partir de la esquina superior.

Las suturas iguales o separadas se comparan con los músculos rectos derecho e izquierdo.

Se le da especial importancia a la sutura de la aponeurosis con incisiones longitudinales, ya que la curación depende de su minuciosidad, así como de la posibilidad de formación de una hernia posoperatoria. La aponeurosis se restaura mediante suturas separadas con hilos sintéticos no absorbibles. El tejido adiposo subcutáneo se une mediante suturas separadas mediante material de sutura absorbible. En la piel, se aplican suturas de seda separadas.

Laparotomía según Pfannenstil (incisión abdominal suprapúbica transversal)

Produzca una disección de la pared abdominal a lo largo del pliegue suprapúbico de la piel. Después de aponeurosis exposición se diseca en el medio en la dirección transversal con un bisturí en una manera tal que la derecha y la izquierda de la incisión de la línea media no exceda de 2 cm. Además romos por otseparovyvayut primera a la derecha y luego a la izquierda aponeurosis de los músculos rectos subyacentes. Extender la disección de la aponeurosis a la derecha ya la izquierda debe ser área de media luna de la sección que debe ser muy altas, lo que permite en el futuro para crear el acceso quirúrgico al máximo los órganos pélvicos. En la línea media, la aponeurosis debe cortarse solo por un camino filoso. La aponeurosis cortada de esta manera debe tener forma de cuña con una base ubicada a 2-3 cm del anillo umbilical.

Los músculos rectos están separados por una vía roma o aguda, luego se abre la fascia transversal y se expone el peritoneo parietal. La apertura de la cavidad abdominal y la delimitación se realizan de la misma manera que en la cavidad abdominal media baja.

Cuando se realiza la incisión en Pfannenstiel es necesario recordar sobre la anatomía y la ubicación de la arteria epigástrica superficial y la arteria superficial hueso ilíaco circunfleja, que están en la zona de interferencia y requieren especial cuidado hemostasis, preferiblemente con la costura y la ligadura.

La restauración de la pared abdominal anterior se realiza de la siguiente manera. El peritoneo se sutura en la misma manera que en la laparotomía media inferior, muscular directa imponer twining continua redonda o articulaciones nudosas, y con el fin de evitar lesiones de la arteria epigástrica inferior no debe ser pasar la aguja profundamente en el músculo. Cosiendo la incisión de la aponeurosis, necesariamente captura las cuatro hojas de la fascia. Músculos rectos y oblicuos, ubicados en las secciones laterales de la herida. El tejido adiposo subcutáneo está conectado con suturas separadas por material de sutura absorbible. La piel se restablece mediante la imposición de una sutura continua intracutánea o suturas de seda individuales.

Debidamente ejecutado por Pfannenstiel permite un acceso adecuado a los órganos pélvicos para realizar prácticamente cualquier intervención en volumen y tiene ciertas ventajas sobre los demás: le permite mantener activa del paciente en el postoperatorio, no se observaron hernia postoperatoria y eventración del intestino. Actualmente, este tipo de laparotomía en ginecología operativa es ventajoso y realizado en casi todos los hospitales.

La apertura de zanjas de esta manera no se recomienda para casos de cánceres genitales y procesos inflamatorios purulentos con marcados cambios cicatrizal-adhesivo. Con la intubación repetida, la incisión generalmente se realiza con la cicatriz anterior.

Laparotomía para Czerny (incisión intralaculatoria transversal)

La ventaja de esta sección frente al corte Pfannenstiel es que permite un amplio acceso a los órganos pélvicos incluso con un desarrollo excesivo de grasa subcutánea.

El corte de la piel y el tejido adiposo subcutáneo se realiza transversalmente a 4-6 cm por encima del útero. En la misma dirección, la aponeurosis es disecada, con sus bordes redondeados hacia afuera. Ambos lados se cruzan y unen la arteria inferior epigástrica, luego cruzan ambos músculos rectos. Después de abrir la fascia transversal, el peritoneo se abre en la dirección transversal. La incisión se cose de la siguiente manera:

  • el peritoneo se reconstituye con una sutura continua con material de sutura reabsorbible de derecha a izquierda;
  • en los músculos rectos imponen costuras individuales en forma de U con un material de sutura reabsorbible;
  • Las suturas de aponeurosis, grasa subcutánea y piel se realizan de la misma manera que en la sección de Pfannenstil.

Complicaciones de intubación y prevención

En todos los tipos de cavidad abdominal existe el riesgo de lesión en la punta de la vejiga. El mantenimiento profiláctico de esta complicación puede servir obligatoriamente la deducción de la orina antes de la operación y el control escrupuloso de la vista a la disección del peritoneo parietal.

Complicación peligrosa que puede ocurrir durante la sección transversal suprapúbica se enrolla vasos sanguíneos más grandes, localizadas en la base del triángulo femoral. A través de la laguna vascular que se encuentra aquí, se pasa la arteria femoral y la vena con el nervio lumbar-inguinal. Los vasos ocupan los dos tercios externos de la brecha, el tercero interno se llama anillo femoral, está hecho con tejido adiposo y vasos linfáticos. La prevención de estas complicaciones es la incisión, que siempre se realiza por encima del ligamento inguinal.

Una de las complicaciones de las incisiones transversales es la formación de hematomas. Muy peligroso es la ligadura insuficiente de la arteria epigástrica inferior o la lesión de sus ramas, especialmente en el caso de la incisión de Cherni. En tales casos, la sangre resultante se propaga fácilmente a través del tejido preperitoneal, prácticamente sin encontrar resistencia. En este sentido, el volumen de hematomas puede ser muy significativo. Solo la técnica correcta de cirugía y la hemostasia más completa de los vasos con la perforación y la ligadura de los mismos permiten evitar esta complicación.

trusted-source[11], [12], [13], [14], [15], [16], [17], [18], [19], [20], [21]

Complicaciones que surgen durante las operaciones ginecológicas

La naturaleza de las complicaciones que surgen durante el tratamiento quirúrgico de pacientes ginecológicos está determinada por:

  • tipo de operación;
  • el tamaño del tumor, su ubicación;
  • una característica del suministro de sangre a las áreas anatómicas dentro de las cuales se realiza la intervención.

Cuando se realizan operaciones de cavidades para tumores del útero y apéndices, pueden ocurrir lesiones ureterales que cruzan las arterias uterinas en la base del ligamento ancho; la vejiga, cuando se elimina, especialmente cuando los nódulos miomatosos se encuentran en la superficie anterior del útero; hematoma de parámetros con hemostasia inadecuadamente realizada durante las operaciones.

En el período postoperatorio, puede desarrollarse una hemorragia interna con deslizamiento de la ligadura de los vasos grandes en el período postoperatorio temprano; Fístulas vesico-vaginales, ureteral-vaginales cuando traumas de estos órganos del sistema urinario o penetrarlos en la costura, especialmente hilos sintéticos no absorbibles. El proceso de adhesión pronunciado de la pelvis pequeña y la cavidad abdominal puede convertirse en una condición para infligir una herida del intestino cuando las adherencias y las adherencias se cortan.

Durante las operaciones vaginales existe el riesgo de lesión de la vejiga y la pared rectal, así como el desarrollo de hematoma postoperatorio de la pared vaginal y / o perineo con mal llevada a cabo durante la hemostasia intervención.

Surgido en los últimos años, las nuevas tecnologías médicas permiten realizar operaciones ginecológicas en cavidades utilizando la tecnología de endovideo. Las etapas de realizar operaciones laparoscópicas en la práctica ginecológica coinciden esencialmente con las de las operaciones realizadas por laparotomía.

trusted-source[22], [23], [24], [25], [26], [27], [28], [29], [30]


El portal iLive no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico ni tratamiento.
La información publicada en el portal es solo para referencia y no debe utilizarse sin consultar a un especialista.
Lea atentamente las reglas y políticas del sitio. También puede contactarnos!

Copyright © 2011 - 2020 iLive. Todos los derechos reservados.