Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

Laparoscopia de quistes ováricos

Médico experto del artículo.

Cirujano abdominal
, Editor medico
Último revisado: 11.04.2020

Hoy en día la laparoscopia quística es una de las operaciones más comunes y simples. La esencia de esta operación es crear tres pequeñas incisiones en la pared abdominal y, a través de ellas, se introducen instrumentos quirúrgicos y una cámara de video.

trusted-source[1]

Laparoscopia de quiste ovárico después de cirugía

En cualquier caso, una cirugía abierta es una lesión del cuerpo humano. El trauma en los tejidos se acompaña de una serie de reacciones negativas de todo el organismo. Después de todo, en esencia, el organismo es un sistema integral que, como cualquier otro sistema cerrado, no tolera la interferencia (e incluso más destructiva) desde el exterior y reacciona bruscamente a él. Si se realiza una intervención quirúrgica en el historial médico del paciente, la mayoría de los especialistas médicos intentan prevenir la reoperación y la prescriben en los casos más extremos cuando otros métodos de tratamiento no tienen un efecto positivo. Al mismo tiempo, en el mundo médico moderno, la laparoscopia se considera la operación más indolora y menos traumática, ya que requiere una intervención quirúrgica mínima. Por lo tanto, la laparoscopia de un quiste ovárico después de la cirugía es una de las formas más benignas de resolver el problema de la extirpación. Es obvio que cuanto menos estrés aplicamos al cuerpo durante el tratamiento, más se inclina a enfrentar la enfermedad en sí. Por lo tanto, se cree que si un paciente se ha sometido a una cirugía abierta preliminar, la laparoscopia de un quiste ovárico después de la cirugía es la forma más leal y simple de extirpar un quiste.

trusted-source[2]

Preparación para la laparoscopia de quistes ováricos.

La preparación para la laparoscopia de un quiste ovárico es la siguiente: en primer lugar, es necesario pasar las pruebas. Todas las pruebas necesarias son prescritas y prescritas por el médico tratante. Como regla general, se trata de pruebas de orina y de coagulación sanguínea, así como pruebas para determinar los niveles de glucosa, y también son obligatorias las pruebas de sangre para detectar la presencia de SIDA, hepatitis y enfermedades infecciosas. Inmediatamente antes de la operación, se realiza un examen completo de todos los órganos pélvicos, órganos del tórax y un electrocardiograma. En la noche anterior al día de la cirugía y el día de la cirugía, se hacen enemas obligatorios y, además, se recomiendan laxantes en este momento. Es necesario limitar la ingesta de agua y alimentos en la víspera de la laparoscopia. La última comida se permite en la noche anterior al día de la operación, pero no más tarde de las 19:00. La última ingesta de agua es posible a las 22:00 horas, en la noche anterior al día de la operación. Más tarde está prohibido comer o beber cualquier líquido, hasta la propia operación. Directamente el día de la cirugía, debe consultar con su anestesiólogo acerca de las características de su cuerpo, si las hay, sobre la próxima anestesia. También es importante recordar que en el momento de la operación, se debe afeitar el área púbica.

trusted-source[3], [4]

¿A quién contactar?

Pruebas laparoscópicas de quistes ováricos

Antes de la cirugía, la laparoscopia de un quiste ovárico debe probarse primero en una serie de pruebas, cuyos resultados ayudarán al médico a cargo de realizar la operación de la forma más segura y sin dolor posible. Análisis obligatorios antes de la laparoscopia de quistes ováricos:

  • análisis general de sangre y orina;
  • análisis de sangre para determinar el grupo sanguíneo y el factor Rh;
  • electrocardiograma y fluorografía;
  • prueba bioquímica de sangre para determinar el nivel de glucosa, proteína total, bilirrubina;
  • análisis de sangre para estudiar la presencia de VIH, grupos de hepatitis B y C, sífilis;
  • Frotis vaginal para determinar la microflora;
  • hemostasograma para determinar el grado de coagulación de la sangre.

Todas las pruebas antes de la laparoscopia de quiste ovárico son prescritas por el médico tratante, quien también puede asesorar sobre la relevancia de las pruebas y explicar la importancia de cada una para una operación realizada correctamente.

trusted-source[5], [6]

¿Cómo se realiza la laparoscopia del quiste ovárico?

Una vez que el paciente se somete a todos los exámenes preliminares y llegan los resultados de los análisis, la operación sigue. Antes de la cirugía, a muchos les preocupa cómo se realiza la laparoscopia del ovario. Esta operación es bastante simple, el temor y la preocupación por la laparoscopia a menudo son innecesarios y no se justifican. En una camilla especial, se lleva a la paciente a la sala de operaciones, donde se la ayuda a transferirla a la mesa de operaciones. A continuación, se instala un catéter intravenoso para administrar todos los medicamentos necesarios para el cuerpo. Después de que la anestesia funciona, el paciente se duerme sobre el estómago y el perineo se lubrica con una solución desinfectante especial y se inserta un catéter urinario si es necesario. La cavidad abdominal está llena de gas, el médico operario realiza varios pinchazos a través de los cuales se insertan las herramientas necesarias para la operación y la cámara de video que muestra la imagen en la pantalla. El cirujano ve los órganos internos en la pantalla y realiza la operación, utilizando la imagen del monitor. Usando herramientas, el quiste se extrae sin tocar el tejido sano del ovario. A continuación, el gas se libera de la cavidad abdominal con la ayuda de un dispositivo especial y se coloca un punto y un vendaje estéril en los tejidos lesionados. En algunos casos, después de la extirpación de un quiste, se puede dejar un tubo de drenaje de silicona por un día, ya que el médico informará al paciente acerca de la laparoscopia.

trusted-source[7], [8]

¿Cuánto dura la laparoscopia de quistes ováricos?

La laparoscopia es una operación “elegante”, muy precisa y que requiere la mayor atención del cirujano, ya que se realiza con gran aumento y con extrema precaución para minimizar las lesiones en tejidos sanos y la pérdida de sangre. Sin embargo, la laparoscopia se considera el método de operación más sencillo y sin dolor. Responder a la pregunta de cuánto tiempo dura la laparoscopia de los quistes ováricos es definitivamente imposible. Ya que depende de la severidad de la enfermedad y las características individuales del paciente. En promedio, la laparoscopia puede tomar de 15 minutos a una hora. Con todos los preparativos, la introducción de la anestesia y la salida del estado de anestesia, la operación generalmente puede durar hasta un máximo de tres horas. La duración de la operación también depende de las calificaciones del médico que la realiza. En promedio, en pacientes con patología moderadamente grave, la laparoscopia de un quiste ovárico dura aproximadamente 40 minutos. El método de laparoscopia actual se considera el más indoloro, suave y seguro, en relación con otros métodos de operación existentes.

trusted-source[9]

Laparoscopia De Un Quiste De Ovario Endometrioide

Un quiste endometrial se forma en la superficie del ovario o en su interior y es una cavidad delimitada por paredes de diferentes grosores llenas de contenido grueso. Una característica peligrosa de tal quiste es el daño a sus paredes durante la menstruación, lo que conduce a la entrada de líquido en la cavidad abdominal. En la mayoría de los casos, la aparición de un quiste ovárico endometrial ocurre inadvertida para una mujer y termina con una función reproductiva dañada e infertilidad. Actualmente, la cirugía para esta enfermedad es una indicación directa para el tratamiento, debido a la ineficacia de otros métodos de tratamiento, así como a la exclusión de la posibilidad de formaciones oncológicas. El tratamiento más común para esta patología es la laparoscopia de un quiste ovárico endometrial. El quiste ovárico endometrioide suele ser bilateral y aumenta rápidamente de tamaño. La laparoscopia de un quiste ovárico endometrioide realizado en una etapa temprana de la enfermedad es la más segura y garantiza un alto porcentaje del curso postoperatorio favorable sin complicaciones y cambios significativos en el cuerpo de la mujer.

trusted-source[10], [11], [12], [13], [14]

Laparoscopia de un quiste parovarial

Un quiste paraovarial es una formación similar a un tumor que se forma a partir del epidídimo del ovario. Esta enfermedad puede ocurrir como absolutamente asintomática, y con síntomas característicos pronunciados. El peligro de esta patología es que, a diferencia de otros tipos de quistes ováricos, el quiste de paraovarilo nunca se resuelve solo y no puede desaparecer en el proceso de autotratamiento, la educación está sujeta a la extirpación quirúrgica obligatoria. El método más común de extracción es la laparoscopia del quiste paraovarial. La condición de los pacientes después de la laparoscopia del quiste paraovarial es buena, el sistema reproductivo vuelve rápidamente a la normalidad, en la mayoría de los casos no hay re-formación. Al decidir sobre la necesidad de una cirugía, el médico se centra en una serie de indicadores de la condición del paciente, como el tamaño general del quiste, la dinámica de su crecimiento y la presencia de molestias. La posibilidad de consecuencias negativas de la intervención quirúrgica (con quistes muy grandes o la presencia de patologías concomitantes de los órganos pélvicos).

trusted-source[15]

Laparoscopia del quiste dermoide.

El quiste dermoide del ovario es una formación benigna en el cuerpo del ovario, que consiste en varios tejidos presentes en el cuerpo humano, que se encuentran en un líquido gelatinoso y se encuentran en una cápsula bastante densa. Un quiste dermoide puede consistir en tejido nervioso, grasa, tejido óseo, cabello, dientes o piel. La mayoría de las veces, este quiste se encuentra después de que alcanza un cierto tamaño y comienza a lesionar los órganos vecinos, lo que causa mucho malestar a la mujer. Un quiste dermoide está creciendo constantemente en tamaño, por lo que se recomienda realizar una operación de remoción lo antes posible. Existe una cirugía muy fácil, indolora y efectiva para extirpar: laparoscopia de un quiste dermoide. Después de tales operaciones, la aparición de la recurrencia de la enfermedad se minimiza, al mismo tiempo, la laparoscopia del quiste dermoide es el método de tratamiento más benigno para el cuerpo de la mujer.

trusted-source[16], [17], [18], [19], [20], [21], [22]

Laparoscopia de quiste ovárico durante el embarazo

El embarazo es uno de los períodos más importantes en la vida de una mujer, porque en este momento muchas mujeres están comenzando a controlar su salud más de cerca. El diagnóstico de un quiste ovárico durante el embarazo horroriza a muchas mujeres. Pero, de hecho, este diagnóstico no es tan aterrador como parece. Naturalmente, un quiste ovárico puede ser un peligro grave, tanto para la madre como para su hijo por nacer. Los tamaños grandes de quistes pueden provocar un aborto espontáneo o la necesidad de un aborto al final del embarazo, además de que el feto, al aumentar su tamaño, ejerce presión sobre el cuerpo del quiste, lo que puede causar que se rompa, lo que es extremadamente peligroso para una mujer. Los cambios patológicos en el cuerpo de una mujer pueden ir acompañados de sensaciones incómodas, pero también pueden pasar completamente desapercibidos, sin ningún síntoma. Por lo tanto, durante el embarazo se debe examinar cuidadosamente la presencia de quistes ováricos.

Si el quiste todavía está allí, entonces los métodos operacionales de hoy le permiten eliminarlo con un riesgo mínimo para el cuerpo de la madre y el niño. La laparoscopia de un quiste ovárico durante el embarazo es un tratamiento seguro y suave. La laparoscopia de un quiste ovárico durante el embarazo minimiza la intervención externa en el cuerpo y elimina el quiste, con el menor efecto en los órganos pélvicos sanos y en el propio feto.

trusted-source[23], [24], [25], [26], [27]

Laparoscopia del quiste ovárico: contraindicaciones

Si bien la laparoscopia de un quiste ovárico se considera una de las operaciones más simples y sin dolor para extirpar un quiste, todavía existen contraindicaciones para esta operación. Estas operaciones están contraindicadas para las personas que han tenido una enfermedad infecciosa durante un mes antes de la operación, y la laparoscopia del quiste ovárico está contraindicada para las personas que padecen trastornos del sistema cardiovascular y respiratorio. Por lo tanto, el asma bronquial durante una exacerbación es una contraindicación directa para esta operación. Los pacientes con presión arterial alta también están en riesgo, y la laparoscopia en estos pacientes solo se puede realizar con el permiso de un médico, después de los resultados de las pruebas y un estudio exhaustivo de la historia. Para una operación laparoscopia de un quiste ovárico, las contraindicaciones pueden ser, como problemas con la coagulación de la sangre (para determinar el nivel de coagulabilidad antes de la cirugía, se realiza un análisis de sangre especial), una hernia en la pared abdominal anterior. Existen contraindicaciones relativas para la cirugía, en las que el médico a cargo decide si la laparoscopia es apropiada. Este es un alto grado de obesidad, cáncer cervical, grandes adherencias abdominales o la presencia de una gran cantidad de sangre en la región abdominal. También una contraindicación relativa es el gran tamaño de las formaciones patológicas en el ovario y un tumor maligno de los ovarios.

trusted-source[28], [29], [30], [31], [32],

Consecuencias después de la laparoscopia de quistes ováricos.

El período postoperatorio de laparoscopia en su mayor parte, el caso pasa fácil y sin dolor para el paciente. Por lo general, en la segunda semana posterior a la cirugía, la capacidad para trabajar y la actividad física se restaura por completo. Las consecuencias después de la laparoscopia de los quistes ováricos pueden estar directamente relacionadas con la anestesia, ya que para diferentes personas la anestesia causa reacciones corporales completamente diferentes, a menudo impredecibles. Las consecuencias después de la laparoscopia de quistes ováricos también pueden expresarse en procesos adhesivos que, sin tratamiento, pueden conducir a la infertilidad y al desarrollo de una serie de enfermedades ginecológicas. Desafortunadamente, las adherencias después de cualquier operación son un problema bastante común. Si el régimen postoperatorio no se sigue adecuadamente, existe el riesgo de que se desarrollen procesos infecciosos en el cuerpo, ya que la laparoscopia sigue siendo relativamente fácil, pero la operación que requiere intervención en el cuerpo y los ovarios después de la laparoscopia están algo traumatizados, lo que facilita el acceso y la propagación de infecciones. Con el fin de minimizar los efectos negativos después de la laparoscopia de un quiste ovárico, es necesario observar a un médico regularmente durante todo el año, seguir todas sus instrucciones y someterse a un curso de medicamentos restaurativos después de la cirugía.

trusted-source[33], [34], [35]

Complicaciones después de la laparoscopia de quistes ováricos.

Complicaciones menores después de la laparoscopia de quistes ováricos ocurren en solo el dos por ciento de los cien casos. La lista de complicaciones menores incluye síntomas postoperatorios como náuseas o vómitos, infección postoperatoria, que se acompaña de un aumento significativo de la temperatura, escalofríos y fiebre. También son posibles pequeñas hemorragias en lugares donde se hicieron incisiones. También hay una serie de complicaciones graves, que son extremadamente raras y como porcentaje toman menos del uno por ciento. Pero, sin embargo, todavía hay una baja probabilidad de tales complicaciones. Las complicaciones graves después de la laparoscopia de quistes ováricos se asocian en su mayor parte con la profesionalidad del cirujano. Tales complicaciones incluyen daño a los órganos sanos de la pelvis pequeña, daño a grandes vasos importantes, como la aorta o la vena genital, y daño a los nervios de la zona pélvica. Además, hay varios casos en que las complicaciones son causadas por reacciones alérgicas graves a la anestesia y reacciones corporales al dióxido de carbono, un gas que se inyecta en la cavidad abdominal durante la cirugía.

trusted-source[36], [37]

Dolor después de la laparoscopia quistes ováricos

Después de la laparoscopia, los quistes ováricos pueden causar dolor bastante severo donde se hicieron las incisiones. Esto no debe causar demasiada ansiedad y sospecha, ya que es la respuesta natural del cuerpo a la cirugía. Si el dolor es demasiado fuerte y le causa incomodidad, debe consultar a su médico, quien tendrá que recetarle el analgésico más efectivo, según las características individuales de un paciente en particular. Además, el dolor después de la laparoscopia de los quistes ováricos se puede localizar en diferentes lugares del área abdominal, pero, como regla, estos dolores desaparecen dentro de tres a cinco días después de la cirugía. Si el dolor dura mucho más tiempo y es muy perturbador, es imperativo que consulte a un médico, ya que ese dolor después de la laparoscopia de un quiste ovárico puede indicar la aparición de complicaciones. Además, después de la cirugía, puede haber un ligero dolor en el hombro, debido al hecho de que el gas que se inyecta en la cavidad abdominal durante la operación puede ser un estímulo del nervio frénico. En casos raros de dolor después de la laparoscopia, los quistes ováricos son causados por una infección que se ha formado en los sitios de incisión. En estos casos, los antibióticos se usan para tratar infecciones y aliviar el dolor.

trusted-source[38], [39]

Temperatura después de la laparoscopia de quiste ovárico.

Durante el período postoperatorio normal, la temperatura después de la laparoscopia de un quiste ovárico en los primeros días después de la cirugía puede elevarse a 37 grados. Esto no debería causar preocupación, ya que tal aumento de la temperatura es una señal de que el cuerpo está acumulando su fuerza para curar las heridas y normalizar el funcionamiento del sistema reproductivo. Tal aumento de temperatura en la mayoría de los casos no se acompaña de ningún otro síntoma negativo que indique que se producen algunos procesos de mala calidad en el cuerpo. Sin embargo, si esta temperatura dura más de diez días después de la cirugía, debe consultar a un médico para descartar la posibilidad de inflamación. Un fuerte aumento de la temperatura debe ser una señal de advertencia, ya que en la mayoría de los casos tales síntomas indican posibles complicaciones. Por lo tanto, una infección que ha surgido en los sitios de incisiones o directamente en el sitio de la extirpación del quiste puede provocar un aumento agudo y significativo de la temperatura a 38 grados y más.

Descargas de quistes ováricos después de la laparoscopia

Después de cualquier cirugía en el ovario, ocurre un cambio en el ciclo menstrual y la descarga del quiste ovárico después de la laparoscopia puede ocurrir inmediatamente después de la cirugía o en cualquier otro período postoperatorio de tiempo. Esto se considera normal y no debe ser causa de alarma alguna. Tales secreciones son generalmente leves y viscosas y pueden persistir durante varias semanas. Una secreción vaginal de color verde amarillento o marrón verdoso es un signo de que el cuerpo tiene una infección y debe causar atención médica inmediata. Dichas secreciones suelen ir acompañadas de síntomas característicos, como debilidad general, somnolencia, temperatura elevada, dolor de tracción en la parte inferior de la espalda, sensación de incomodidad en los órganos genitales mucosos. La secreción blanca ocurre cuando se realizó la laparoscopia de quistes ováricos en el momento en que se tomaron los antibióticos, y dicen que apareció la candidiasis. Tales secreciones también pueden ser sangrientas. Pero estos rasgos de carácter no siempre indican exactamente la candidiasis. Hay una serie de casos en que la secreción blanquecina indica la presencia en el cuerpo de una mujer de otras infecciones, cuya naturaleza solo se puede establecer al pasar un frotis vaginal para su análisis.

trusted-source[40], [41], [42]

Embarazo tras laparoscopia de quistes ováricos

El método laparoscópico para la eliminación de lesiones patológicas abrió nuevas posibilidades en el campo de la medicina. Durante la laparoscopia de quistes ováricos, el ovario en sí no se extirpa e incluso en la mayoría de los casos, los tejidos de órganos sanos no se lesionan. Solo se extrae el cuerpo del quiste, después de lo cual el ovario restaura y normaliza gradualmente sus funciones. El embarazo después de la laparoscopia de quiste ovárico puede ocurrir tan pronto como sea posible, y algún tiempo después de la operación. Depende de las características individuales del organismo y de los ciclos de funcionamiento del sistema reproductivo en condiciones normales. Según las estadísticas, en promedio, después de la extirpación de un quiste, el ovario se recupera a tres meses. Por lo tanto, en los próximos tres meses después de la cirugía, es posible que no se produzca un embarazo, pero no es deseable hasta el momento en que el cuerpo esté completamente restaurado. Además, después de la laparoscopia, los quistes ováricos deben abstenerse durante al menos un mes de tener relaciones sexuales, para prevenir el desarrollo de complicaciones e infecciones, así como para reducir al mínimo el trauma del ovario. Según las estadísticas, solo el cinco por ciento de las mujeres que se sometieron a laparoscopia de quistes ováricos no pudieron quedar embarazadas dentro de un año después de la cirugía. Para todas las demás mujeres, el embarazo después de la laparoscopia de quistes ováricos ocurrió en el período de uno a seis meses después de la operación. Si una mujer queda embarazada poco tiempo después de la laparoscopia de un quiste ovárico, debe estar bajo la supervisión de un médico, que eliminará el riesgo de desarrollar patologías en el feto y también evitará posibles recidivas de la enfermedad en la futura madre.

trusted-source[43], [44], [45]

Recomendaciones tras la laparoscopia de quistes ováricos.

De acuerdo con las normas de las instituciones médicas, el paciente después de una laparoscopia de un quiste ovárico está en el hospital para que los médicos puedan controlar su condición y adaptación. Si no surgen complicaciones agudas, se envía a la paciente a su casa, donde debe seguir todas las recomendaciones después de la laparoscopia del quiste ovárico con respecto al régimen posoperatorio. Dentro de un mes, es necesario evitar las relaciones sexuales para prevenir traumas en el ovario, infección o divergencia en la costura. Se prohíbe bañarse las primeras dos semanas después de la operación y, después de todos los procedimientos con agua, es necesario lubricar las juntas con desinfectantes. En el primer mes después de la operación, también está prohibido beber alcohol, alimentos demasiado grasos y pesados, ya que evita que el cuerpo pueda afrontar rápidamente el período de adaptación. La herida en la pared abdominal es muy sensible, por lo que se recomienda usar ropa suelta para evitar apretar los órganos y dañar los puntos de sutura. Durante los primeros días, se recomienda el reposo en cama, pero en los días siguientes, los médicos aconsejan estar activos, ya que esto acelerará el final del período postoperatorio.

trusted-source[46]

El período postoperatorio después de la laparoscopia de quistes ováricos

Muchas mujeres en el período postoperatorio después de la laparoscopia de los ovarios experimentan algunas molestias emocionales, expresadas en ansiedad, miedos irrazonables, lagrimeo excesivo y cambios de humor repentinos. El período de adaptación después de la laparoscopia es un orden de magnitud más fácil y más rápido que después de una operación de banda. Sin embargo, el médico que lo atiende prescribe analgésicos por primera vez después de la cirugía y antibióticos para evitar la inflamación. Si es necesario retirar los puntos, estos se retiran el séptimo día después de la operación. La primera semana debe hacer un vendaje, que incluye un cambio de vendajes estériles en las heridas postoperatorias y la lubricación de las incisiones con antisépticos. Durante la laparoscopia de un quiste ovárico, la integridad de los tejidos sanos no se altera, por lo tanto, la función menstrual no se altera. Normalmente, la próxima menstruación después de la cirugía debe estar programada. También se recomienda reducir el esfuerzo físico, en particular, para limitar el levantamiento de pesas a tres kilogramos. En el período postoperatorio después de la laparoscopia, se recomienda que los quistes ováricos coman porciones pequeñas muchas veces al día y excluyan de la dieta alimentos grasos y pesados, picantes y salados para normalizar los intestinos.

Limitaciones después de la laparoscopia de quistes ováricos.

Al igual que con cualquier otra cirugía, existen limitaciones después de la laparoscopia de quistes ováricos. En primer lugar, estas son restricciones en las relaciones sexuales, desde el primer mes después de la operación, los médicos recomiendan observar el descanso sexual. También hay restricciones en los deportes, la actividad física y el levantamiento de pesas. No se recomienda que aquellos que practican algún deporte restauren los entrenamientos antes de un mes después de la operación y, al restaurarlos, aumente la carga gradualmente, empezando por lo menos. En cuanto al levantamiento de pesas, los médicos no recomiendan levantar más de tres kilogramos en los primeros tres meses después de la operación y más de cinco en los próximos tres meses. Después de este período, debe ver a su médico. Si dentro de los seis meses posteriores a la cirugía no hubo complicaciones, el médico le permitirá volver al modo de vida habitual y las cargas habituales. También hay algunas restricciones en la dieta, ya que por primera vez (aproximadamente dos a tres semanas, dependiendo de la condición del paciente), se recomienda limitar el consumo de alimentos demasiado calientes y salados, y también excluir el alcohol.

trusted-source[47]

Rehabilitación tras laparoscopia de quistes ováricos.

La rehabilitación después de la laparoscopia de los quistes ováricos es mucho más rápida que después de otros tipos de operaciones y toma un orden de magnitud menos tiempo, ya que no hay daños graves en los tejidos del cuerpo. Desde el primer día, los pacientes pueden moverse de forma independiente y tomar alimentos ligeros. La rehabilitación completa del orgasmo ocurre de tres a seis meses después de la cirugía, según los indicadores individuales. Durante el período de rehabilitación, debe haber una observación médica dinámica del paciente, el examen de ultrasonido de control se lleva a cabo un mes, tres y seis meses después de la operación, y luego cada seis meses. La rehabilitación después de la laparoscopia de quistes ováricos se realiza con mayor frecuencia sin complicaciones y con un grado mínimo de molestia.

trusted-source[48], [49]

Recuperación tras laparoscopia de quiste ovárico

La recuperación después de la laparoscopia de un quiste ovárico, cuando se siguen las recomendaciones postoperatorias de un médico, se produce con bastante rapidez. Como regla general, después de dos o tres semanas, la capacidad para trabajar se restaura por completo y el paciente puede ir a trabajar si es necesario. El ciclo menstrual en algunos casos individuales puede estar fuera de lugar, pero esto no se considera una patología y, después de un tiempo, los ritmos se estabilizan y la cantidad de descargas se estabiliza. Dado que la laparoscopia de un quiste ovárico está relacionada con las operaciones de preservación de órganos, prácticamente no tiene efecto en futuros embarazos y partos, ni en la salud y el desarrollo del feto. Además, si es una mujer en edad fértil, en el período de tres a seis meses después de la laparoscopia, se le prescribe una terapia hormonal para normalizar completamente el funcionamiento de los ovarios y mantener los niveles hormonales adecuados. Después de la curación de las incisiones quirúrgicas en el cuerpo de una mujer, quedan dos o tres pequeñas cicatrices con tamaños que varían de 5 a 10 milímetros, las cuales, si se cuidan adecuadamente en el período postoperatorio, se vuelven casi invisibles después de un tiempo.

trusted-source[50]

Tratamiento después de la laparoscopia de quistes ováricos.

Los quistes ováricos pueden reaparecer después de la cirugía. La probabilidad de tales casos no es muy grande, pero sigue ahí. Además, después de la laparoscopia, las adherencias pueden comenzar en el cuerpo, lo que conlleva consecuencias desagradables para la salud de la mujer. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, los médicos recetan tratamiento después de la laparoscopia de quistes ováricos. Para prevenir la recurrencia de formaciones quísticas, se prescriben medicamentos que contienen elementos de hormonas masculinas. También se prescriben agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina. El nombre de este medicamento parece aterrador y muchas mujeres temen que este tipo de medicamentos conlleve algunas complicaciones en el funcionamiento del cuerpo. De hecho, este medicamento fue creado originalmente como un medicamento para el tratamiento de la infertilidad. Pero más tarde, los científicos y los médicos descubrieron algunas otras posibilidades positivas de estos medicamentos. Además, después de la laparoscopia, los quistes ováricos incluyen un ciclo de antibióticos que previenen la inflamación en las áreas operadas. Para una recuperación más activa, los médicos también prescriben vitaminas y algunas preparaciones a base de hierbas.

Nutrición después de la laparoscopia de quistes ováricos.

Nutrición después de la cirugía Los quistes ováricos laparoscópicos deben formarse para que el cuerpo sea lo más fácil posible de rehabilitación después de la cirugía. Es muy importante comer alimentos que contengan fibra, ya que la fibra tiene un efecto beneficioso sobre la condición de los intestinos y sobre el indicador de los niveles de glucosa en la sangre. Después de la laparoscopia de quistes ováricos, se recomienda monitorear cuidadosamente la condición del intestino, ya que estos órganos están muy cerca uno del otro. Por la misma razón, los médicos recomiendan que, durante el primer mes después de la cirugía, se abstengan de comer alimentos grasos y difíciles de digerir, así como los platos que irritan las membranas mucosas del tracto gastrointestinal, por ejemplo, los alimentos demasiado calientes o demasiado salados. De lo contrario, puede seguir la dieta habitual, con la condición de exclusión obligatoria del alcohol durante seis semanas después de la operación.

trusted-source[51], [52]

Dieta tras laparoscopia de quistes ováricos.

No hay una dieta definida en el significado médico de este término después de la laparoscopia de un quiste ovárico. Pero en el sentido habitual de la palabra, como restricciones en la dieta habitual, todavía hay algunas recomendaciones. La dieta después de la laparoscopia del quiste ovárico debe ser lo más suave posible para que el sistema reproductivo pueda recuperarse rápidamente. Por lo tanto, los médicos recomiendan no sobrecargar el cuerpo con productos pesados, no comer en exceso y no beber alcohol (además, lo más probable es que después de una laparoscopia, se prescriba un tratamiento con antibióticos, por lo que se excluye estrictamente el alcohol). La dieta después de la laparoscopia de un quiste ovárico es muy simple y consiste en consumir comidas ligeras y saludables en pequeñas porciones muchas veces al día. También se recomienda usar una gran cantidad de productos que contengan fibra y vitaminas naturales que se encuentran en frutas, verduras y otros productos de origen vegetal. También son buenos para el proceso de curación y la curación de heridas los productos que contienen hierba y los jugos frescos.

trusted-source[53], [54]

Laparoscopia Quiste Comentarios

En su mayor parte, las revisiones de quistes laparoscópicas son positivas. Los pacientes notaron una operación indolora, una condición satisfactoria en el postoperatorio y no hubo más quejas. Además, la mayoría de las pacientes que se sometieron a laparoscopia quística se embarazaron después de la cirugía y tuvieron un bebé sano sin ningún cambio en la salud durante el embarazo asociado con la función reproductiva y directamente con la extirpación del quiste en sí. Inmediatamente antes de la operación, las mujeres, en general, experimentan ansiedad y temor por la laparoscopia del quiste, pero después de la operación notan que la ansiedad era innecesaria, ya que la operación fue muy fácil. Algunas revisiones sobre la laparoscopia del quiste son negativas, pero en la mayoría de los casos esto se debe a la falta de profesionalidad de los cirujanos que realizaron la cirugía, con la elección correcta de un especialista, los pacientes están satisfechos con el resultado. Además, según las revisiones, se puede observar que el estado de las cicatrices postoperatorias en la mayoría de los casos es más que satisfactorio, ya que con el tiempo se vuelven casi imperceptibles debido a su pequeño tamaño.

trusted-source[55], [56], [57], [58]

Precio laparoscopia quistes ováricos

El precio de la laparoscopia de los quistes ováricos depende del tipo y la complejidad de la operación. Al determinar el valor que se tiene en cuenta el tamaño del quiste, su naturaleza, ubicación y dificultad de extracción. También tiene en cuenta los procedimientos de acompañamiento individuales que pueden asignarse en cada caso. Además, el precio de la laparoscopia de los quistes ováricos depende de la clínica donde se realiza la operación y de las calificaciones del cirujano que la realiza. El costo de la laparoscopia del quiste ovárico en Ucrania también varía según la región y varía de 4 a 15 mil hryvnia. Debe obtener un precio más detallado de su médico en vista de la patología particular y el código individual de la institución médica.

trusted-source[59], [60]


El portal iLive no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico ni tratamiento.
La información publicada en el portal es solo para referencia y no debe utilizarse sin consultar a un especialista.
Lea atentamente las reglas y políticas del sitio. También puede contactarnos!

Copyright © 2011 - 2020 iLive. Todos los derechos reservados.