^

Dieta mediterránea

, Editor medico
Último revisado: 16.10.2021
Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

Como su nombre indica, la dieta mediterránea se toma prestada de los habitantes de esta región. Y si bien las tradiciones gastronómicas de los diferentes países ribereños del Mediterráneo, incluidos Francia, Grecia, Italia y España, difieren según la cultura, las características históricas y religiosas, también existen factores unificadores. Esta es la prevalencia de productos vegetales, vegetales, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescados grasos y mariscos, los ingredientes esenciales son las grasas insaturadas como el aceite de oliva, el queso e incluso el vino tinto. Esto generalmente incluye un bajo consumo de carne y productos lácteos. Según la investigación de los nutricionistas, todo esto funciona solo en combinación. [1]

La dieta mediterránea fue definida por primera vez por Ancel Keys como una dieta baja en grasas saturadas y alta en aceites vegetales observada en Grecia y el sur de Italia en la década de 1960. [2] En un estudio de siete países, esta dieta se asoció con un riesgo reducido de enfermedad de las arterias coronarias (CHD) en comparación con los países nórdicos y los Estados Unidos después de 25 años de seguimiento. [3]El  [4] estudio de la dieta mediterránea ha avanzado en las últimas décadas, y la definición originalmente acuñada por Keyes ha evolucionado y cambiado. Hay varias formas de definir una dieta, incluidas descripciones generales, pirámides dietéticas, sistemas de puntuación a priori, estructura nutricional a posteriori o contenido de alimentos y nutrientes. [5],  [6],  [7], [8]

Indicaciones

La importancia de la dieta mediterránea es tan importante que ha sido catalogada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Este método de nutrición es muy apreciado por el hecho de que proporciona una prevención eficaz del exceso de peso y las patologías cardiovasculares. [9] Gracias a esto, la vida de millones de personas se prolonga y se vuelve de mejor calidad. [10]

Sobre esta base, se definen claramente las indicaciones clínicas para la prescripción de la dieta. La dieta mediterránea está recomendada para la prevención y tratamiento de las siguientes patologías:

  • obesidad; [11]
  • diabetes tipo 2; [12], [13]
  • aterosclerosis; [14]
  • angina de pecho;
  • arritmias;
  • infarto de miocardio; [15]
  • hipertensión, accidente cerebrovascular; [16]
  • enfermedad isquémica;
  • depresión;  [17]
  • Enfermedad de Alzheimer; [18], [19]
  • demencia;
  • cáncer de mama; [20],  [21], [22]
  • Enfermedad inflamatoria intestinal. [23], [24]

La lista de indicaciones también incluye algunas patologías de cáncer intestinal, incluido el cáncer colorrectal. [25] El menú mediterráneo se llama con razón la dieta de los centenarios, porque permite vivir bien y en plenitud hasta la vejez. [26]

Dieta mediterránea para adelgazar

El término "dieta mediterránea" por conveniencia significa la forma de alimentación diaria de los habitantes de la costa cálida, que les ayuda a estar sanos y vigorosos, el mayor tiempo posible para mantener la juventud y la belleza. A partir de esta dieta, los nutricionistas ofrecen sus opciones de dieta mediterránea para adelgazar, teniendo en cuenta las propiedades beneficiosas de los ingredientes y calculando la cantidad de alimento. [27]

Detengámonos en la versión de siete días, creada específicamente con el propósito de perder peso. Los platos están dispuestos de tal manera que sea sabroso y agradable perder peso; sin embargo, la masa de las porciones se corta.

  • Españoles, italianos, vecinos de otras zonas costeras comen con gusto y sin restricciones, porque no necesitan adelgazar. Si el objetivo es bajar de peso, entonces no se puede prescindir de restricciones, al menos temporales.

El menú mediterráneo es tan variado que de alguna manera resulta inconveniente llamarlo dieta. El desayuno ofrece platos tradicionales de avena, huevos, sándwiches, frutas, jugo, té verde. Para el almuerzo, si lo desea, puede servir una copa de vino tinto seco. La comida se prepara a partir de pasta, mariscos, verduras, queso, aceite de oliva. Quienes están adelgazando con una dieta mediterránea cenan con arroz con hierbas, queso duro, pescado al horno o al vapor. [28] Se prefiere el té verde como bebida. La masa de los platos es de 60 a 200 g.

Además de las comidas principales, la dieta permite una o dos meriendas al día, que consisten en una comida. Puede ser kéfir o leche,  [29] frutos secos, una de las frutas.

Dieta mediterránea para bajar el colesterol

El nombre de "dieta mediterránea" se atribuye al médico estadounidense Ansel Keys. La nutricionista estudió la conexión entre la forma de comer y algunas enfermedades que dependen de ella: obesidad, diabetes,  [30]  aterosclerosis, hipertensión. Según sus observaciones, estas enfermedades son más frecuentes en personas que viven lejos de la costa mediterránea.

  • La dieta mediterránea para bajar el colesterol se creó sobre la base del método nutricional inherente a los españoles, griegos, italianos. Los expertos creen que el aceite de oliva, rico en betacaroteno, vitamina E y grasas saludables, es un elemento clave de la dieta. [31]

La investigación moderna confirma las propiedades excepcionales del producto en la prevención de patologías del sistema circulatorio y el envejecimiento del cuerpo. [32] Es especialmente beneficioso consumir aceite sin refinar enriquecido con polifenoles. Tiene un sabor amargo y un tinte verde, y está etiquetado como "virgen". [33]

La mantequilla es un producto imprescindible para el desayuno, que ocupa un lugar especialmente importante. Incluso una rebanada de pan bañada en aceite de oliva es adecuada.

  • El segundo ingrediente esencial de una dieta anti-colesterol es una variedad de frutos secos, que son fuente de minerales, proteínas y vitaminas. La nuez es especialmente buena para el corazón. [34]

Cuando el producto se consume durante varias semanas, el nivel de colesterol se reduce a la normalidad. Según los médicos que realizan tales estudios, una dieta basada en un producto de aceituna, con la inclusión de frutos secos, reduce significativamente el riesgo de desarrollar patologías cardiovasculares. [35], [36]

Una bebida dietética opcional pero deseable es el vino de calidad. Algunos escriben sobre el tinto, otros sobre el blanco, pero todos coinciden en que el vino debe estar seco y en un volumen de no más de 200 ml. [37]

Información general dieta mediterránea

Cuando hablan de la dieta mediterránea, no solo se refieren a la comida, sino también al clima único, las prioridades culturales y el estilo de vida, una especie de filosofía de los habitantes de las latitudes del sur. Hay muchas opciones para la dieta, así como los países incluidos en la zona mediterránea. Hay 16 de ellos, desde la costa española hasta el Medio Oriente, y diferentes frutas crecen en diferentes lugares. Pero la esencia de la dieta es la misma: los habitantes de la costa dan preferencia a los alimentos vegetales y lácteos, el marisco generoso y los huevos. [38]

Rinden homenaje a los vinos, ya que las plantaciones de uva dan frutos generosos en sus fértiles tierras. Esta dieta contiene un máximo de minerales, antioxidantes, vitaminas, fibra.

  • Las grasas saludables predominan en la dieta de estos pueblos, pero las carnes rojas pesadas están prácticamente ausentes.

Además de la comida, que debe ser agradable, los habitantes de la región tradicionalmente perciben la vida como una fiesta y no como una tarea pesada. Esto tiene un efecto positivo en el estado emocional, el estado de ánimo y la actitud hacia el mundo que nos rodea. 

En particular, los italianos y los griegos se distinguen por fuertes lazos familiares. Se reúnen regularmente con familias numerosas para cenas compartidas, no tienen prisa y no son fanáticos del trabajo. En cualquier caso, no todos pueden llamarse adictos al trabajo. [39]

Productos para la dieta mediterránea

Una dieta mediterránea típica consta de los siguientes ingredientes:

  • aceitunas y aceite de oliva; 
  • verduras de colores;
  • legumbres
  • pescado, marisco;
  • verduras picantes (cebollas, ajo);
  • verduras (albahaca, romero, tomillo, orégano);
  • vino de uva (variedades tintas);
  • huevos;
  • nueces y otras variedades de nueces;
  • aves de corral de cosecha propia;
  • pan blanco, arroz, pasta, patatas.

Los pimientos, las berenjenas, los tomates, el calabacín, las espinacas, el brócoli son verduras adecuadas para la dieta mediterránea. [40] Sus frutos son aguacates, uvas. [41]

El vino tinto ocupa un lugar especial en la dieta. Su presencia o ausencia en la dieta depende de la comida local y la cultura religiosa. Las tradiciones de los países europeos son más fieles a las bebidas alcohólicas, especialmente a los vinos de producción propia, y el vino tinto es un componente natural de las fiestas. [42]

  • Aquellos países donde prevalecen las religiones no cristianas tradicionalmente prescinden del vino y parecen estar muy bien también.

Los alimentos que se consumen a diario en las regiones mediterráneas son ricos en fibra, antioxidantes, grasas saludables. Los ingredientes se procesan mínimamente, por lo que conservan su sabor y beneficios naturales. Aquí no se abusa del cerdo y otros tipos de carnes pesadas, así como de los huevos.

Dieta mediterránea en Rusia

El mundo moderno es tan pequeño y se comunica tan estrechamente que los postulados de la dieta mediterránea son aplicables en cualquier parte del mundo, lejos de mares y costas cálidas. Después de todo, todos los ingredientes principales se pueden comprar en la mayoría de los países geográficamente alejados de la costa mediterránea.

La metodología tiene miles de años de tradición, así como ejemplos prácticos en nuestro tiempo. Así, los europeos con sobrepeso que se trasladaron a trabajar o un lugar de residencia en España, Grecia, Italia, gracias al sistema alimentario local, pronto serán delgados, más jóvenes y más saludables ante nuestros ojos.

  • Afortunadamente, no es necesario viajar para adelgazar, porque la dieta mediterránea también está disponible hoy en Rusia. Es equilibrado, lo más útil posible y no demasiado caro.

Para componer el menú, necesita aceite de oliva, nueces, pescado de mar, verduras y frutas variadas, que incluyen ajo, leche, queso y una variedad de productos lácteos, huevos en cantidades limitadas, panadería y pasta.

El alcohol es una línea separada en la dieta mediterránea. Más precisamente: vino seco para el almuerzo o la cena, en dosis moderadas: hasta 200 ml. Se cree que dicha porción realiza la función de prevenir patologías del sistema cardiovascular. La ley española incluso permite que esta cantidad de vino sea conducida por conductores.

  • Sin embargo, los mismos nutricionistas españoles advierten sobre el peligro de abuso de una bebida débil, aparentemente alcohólica.

Significan no solo el efecto sobre el cerebro y la psique humanos, sino también el alto contenido calórico del vino. El exceso de alcohol aporta al organismo calorías extra, que no representan valor energético, pero que reponen perfectamente los depósitos de grasa.

Menú detallado para todos los días

Al elaborar un menú detallado para todos los días, debe utilizar las recomendaciones de especialistas. Se relacionan principalmente con la proporción de componentes de nutrientes clave y no con el contenido de calorías, como es habitual en muchos otros sistemas.

  • Los expertos aconsejan presentar la dieta de la dieta mediterránea en forma de una especie de pirámide.

Se basa en carbohidratos, preferiblemente con un índice glucémico bajo. Contienen frutas y verduras  [43],  [44] pasta de trigo duro, frijoles, pan, cereales. La cantidad total de carbohidratos es del 60%.

  • Las grasas vegetales representan el 30% del total de calorías. El ingrediente principal es el aceite de oliva, que sustituye a la mantequilla, los untables y otras grasas no tan saludables que están presentes en las mesas de la mayoría de los europeos.

Extremadamente beneficioso es el aceite extra prensado en frío, que consiste en grasas monoinsaturadas y fotoquímicas. Los aceites, menos populares, pero todavía utilizados en la dieta, son los de soja, sésamo, maíz, girasol y varios tipos de nueces.

El 10% de la dieta es proteína. Se encuentran en quesos, productos lácteos bajos en grasa. El pescado y las aves se cocinan una vez a la semana. Carne roja: ternera, cordero, cerdo aparecen en la mesa con bastante poca frecuencia. Este es un alimento pesado que los seguidores de la dieta consumen con mucha moderación. Los huevos se limitan a 4 por semana, incluidos los productos horneados. [45]

Comparación de recomendaciones dietéticas para las tres pirámides de la dieta mediterránea.

Comida

Recomendaciones de Oldway (2009) [46]

Fundación Dieta Mediterránea (2011)

Directrices dietéticas para Grecia, (1999)

Aceite de oliva

Cada comida

Cada comida

Cada comida

Verduras

Cada comida

≥2 porciones de cada comida

6 porciones diarias

Frutas

Cada comida

1-2 porciones de cada comida

3 porciones diarias

Pan y cereales

Cada comida

1-2 porciones de cada comida

8 porciones diarias

Legumbres

Cada comida

≥2 porciones semanales

3-4 porciones semanales

Nueces

Cada comida

1-2 porciones diarias

3-4 porciones semanales

Pescados / Mariscos

A menudo, al menos dos veces por semana.

≥2 porciones semanales

5-6 porciones semanales

Huevos

Porciones moderadas, diarias o semanales

2-4 porciones semanales

3 porciones semanales

Ave domestica

Porciones moderadas, diarias o semanales

2 porciones semanales

4 porciones semanales

Productos lácteos

Porciones moderadas, diarias o semanales

2 porciones diarias

2 porciones diarias

Carne roja

Con menos frecuencia

<2 porciones por semana

4 porciones al mes

Dulces

Con menos frecuencia

<2 porciones por semana

3 porciones semanales

Vino tinto

Moderadamente

Con moderación y respeto por las creencias sociales.

Diario

Tamaños de porción indicados: 25 g de pan, 100 g de papas, 50-60 g de pasta cocida, 100 g de verduras, 80 g de manzana, 60 g de plátano, 100 g de naranja, 200 g de melón, 30 g de uvas, 1 taza de leche o yogur., 1 huevo, 60 g de carne, 100 g de frijoles secos hervidos.

Desayuno

La ventaja de la dieta mediterránea es la posibilidad de componer el menú usted mismo. Durante el día, para adelgazar se ofrecen tres comidas tradicionales y dos refrigerios. Una característica que distingue a este sistema alimentario del resto es la capacidad de beber un poco de vino. Según una versión, antes de la hora del almuerzo, según otras, a la hora del almuerzo y por la noche. Se permite reemplazar el vino con jugo de uva, que también contiene muchos antioxidantes.

  • Se preparan comidas ricas en carbohidratos para el desayuno. Es necesario que todas las personas de la mañana lo gasten en trabajo mental y actividad física durante el día.

Gracias a esto, los carbohidratos no se depositan en las capas grasas. Tortilla de proteínas, queso ricotta, pastas variadas, tostadas con frutas o batidos son un gran conjunto de platos para un desayuno dietético. Habiendo recibido el material de máxima energía, el cuerpo está activamente despierto durante el día. En este caso, las calorías se gastan con éxito, sin tener tiempo de depositarse en forma de exceso de peso.

  • Un buen almuerzo consta de pasta, ensalada griega, tortillas de maíz, pechuga con aceitunas y arroz.

Antes de la cena, puede beber el famoso vino, sin el cual la dieta mediterránea será inadecuada. Para la cena, beben yogur o saborean un postre de cuajada.

Se recomiendan dos refrigerios a lo largo del día: antes y después del almuerzo. Adecuado para un refrigerio son nueces, frutas, ensaladas con atún, queso feta, aceite de oliva.

En general, necesita comer un kilogramo de verduras, frescas o procesadas, por día. [47] Y también beba 7-8 vasos de agua, preferiblemente antes de las comidas.

Recetas de platos

Si algunas dietas son repelidas por el hecho de que te hacen pasar mucho tiempo en la cocina y preparar platos complejos, entonces la dieta mediterránea carece de estos adornos. Sándwiches, sándwiches, arroz, nueces, frutas, pasta son alimentos sencillos para las personas que comen productos naturales de alta calidad, a menudo de su propia producción. Las recetas de los platos son bastante simples: cualquier persona, incluso una persona no preparada, puede preparar pescado al horno, guiso de verduras, cazuela de requesón o tartas de queso.

  • Para el desayuno, comen avena con leche o fruta, macedonia de frutas, huevos revueltos, pasteles de queso, pan integral.
  • Cene con arroz y guiso, queso, atún, tomates.
  • Para la cena, son adecuados el pescado al horno con queso, los fideos con mariscos, la ensalada de queso feta, con la adición de aguacate, tomates cherry y ensalada verde.
  • El mejor segundo desayuno es yogur o kéfir, fruta o té con galletas; té de la tarde: un sándwich, nueces, fruta seca o fresca.

Se recomienda cocinar las verduras y la carne a la parrilla o al baño maría; remojar previamente los cereales en agua.

La unidad de medida de una porción se toma convencionalmente como una "taza" de 237 ml, que es el equivalente a 16 cucharadas. Se recomienda mantener los mismos intervalos de tiempo entre comidas y refrigerios, porque cuanto más uniformemente ingresan las calorías, más uniformemente se gastan.

Beneficios

¿Por qué seguir una dieta mediterránea protege los vasos sanguíneos y el corazón? ¿Cómo y por qué afecta esa nutrición a la salud humana?

Resulta que la dieta de los habitantes del Mediterráneo resiste eficazmente todos los factores de riesgo para el desarrollo de patologías cardiovasculares. Esto no es solo el colesterol total, sino también los triglicéridos y otras sustancias, así como los niveles de AT y azúcar. Este es un gran beneficio de la dieta para una persona en particular. [48], [49]

Además, la investigación ha revelado inesperadamente otro beneficio. Si antes se creía que en la prevención de patologías cardíacas se debía asignar un papel importante a la minimización de las grasas, ahora resultó que lo importante no es la cantidad, sino la calidad de los componentes grasos. Que hay grasas malas, y hay que limitarlas, y hay buenas que deberían estar presentes en la dieta en cantidades aún mayores. [50]

  • Se sugieren cifras convincentes: el menú mediterráneo puede reducir el riesgo de patologías cardíacas en un tercio y los tumores malignos en un 24%. Y también proporciona la prevención de dolencias tan graves como el Parkinson y el Alzheimer. [51], [52]

Los seguidores de esta dieta, combinándola con actividad física, eliminan con éxito el exceso de peso. Quizás no tan rápido como a través de los métodos exprés de moda, pero es seguro. Y, como confirma la experiencia del Mediterráneo, para siempre. Al mismo tiempo, la dieta ayuda a eliminar la celulitis y también mejora el estado de las uñas, la piel y el cabello. [53]

¿Qué puede y qué no?

Respondiendo a la pregunta: ¿qué puedes comer? - se debe partir del llamado principio piramidal. En su base se encuentran los alimentos para la dieta diaria, consumidos en grandes cantidades, y en la parte superior están los alimentos que se consumen de forma ocasional y poco a poco. La pirámide está dividida en bloques.

  • Debe comer alimentos con carbohidratos para el desayuno y alimentos con proteínas por la noche. En lugar de azúcar, es mejor poner miel o edulcorantes en el té.

El agua ocupa un lugar especial en la dieta mediterránea. Se consume a razón de 2 litros por día. Estamos hablando de agua limpia, sin gas, colorantes ni sabores. Otras bebidas no están prohibidas, pero limitadas (café, té). Una excepción es el té verde, que se puede beber tanto por la mañana como por la noche. Las sopas, compotas y tés también son fuentes de líquido. La eficacia de la dieta depende directamente de una cantidad suficiente de líquido.

Una característica distintiva de la dieta es la presencia de alcohol. La mayoría de los métodos prohíben estrictamente el consumo de alcohol. En nuestro caso, está el alcohol, tradicional de los pueblos del sur, el vino de uva natural. Una bebida de uva seca no solo es un excelente aperitivo: el vino tinto contiene flavonoides, antioxidantes, minerales y vitaminas beneficiosos para el organismo.

La peculiaridad de la dieta mediterránea es que divide los alimentos en varios grupos:

  • los que comen todos los días;
  • los que están permitidos una vez a la semana;
  • los que están presentes en el menú ocasionalmente: solo unas pocas veces durante el mes.

La alimentación diaria se compone de productos tradicionales del sur: verduras, frutas,  [54] aceite de oliva, legumbres, pastas, cereales, quesos, yogur, agua. Se permite comer papas solo por la mañana.

Lo que no se puede comer todos los días es pescado, carne, huevos. Se comen no más de 2-4 veces por semana. Está absolutamente prohibido el uso de jugos industriales, refrescos azucarados y vinos dulces, alcohol fuerte, café, productos semiacabados, comida rápida, mantequilla. Azúcar: con poca frecuencia y en pequeñas porciones, pero es mejor endulzar las bebidas con miel natural.

La comida permitida se divide en 5 comidas: tres principales y dos refrigerios. La selección de productos mediterráneos es bastante variada para preparar cada día suficientes platos sabrosos y saludables. Puede beber vino dos veces al día, con un volumen total de hasta 150 ml.

La idea principal de la dieta es la normalización del peso mediante la normalización del metabolismo. Es ideal para quienes desean comer esto de manera constante, seguir hábitos alimenticios saludables y lograr resultados lentos pero constantes.

Contraindicaciones

Según los nutricionistas, la dieta mediterránea es un ejemplo de dieta equilibrada. Prácticamente carece de deficiencias, por lo que se muestra a todas las categorías de personas que no tienen indicaciones para una nutrición especial. Incluso las mujeres embarazadas no están contraindicadas si una mujer ingiere dichos alimentos durante mucho tiempo. Es cierto que no está del todo justificado cambiar a una nueva dieta precisamente mientras espera un hijo, si la mujer comía de manera diferente antes.

  • Puede hablar no tanto de contraindicaciones como de algunas de las deficiencias de la dieta. No es adecuado para quienes desean resultados instantáneos, independientemente del costo del problema.

La dieta es eficaz si se vuelve permanente, prácticamente una forma de vida para adelgazar. Las grasas del cuerpo se queman de forma lenta pero segura. Por lo tanto, los expertos abogan por que las personas con más sobrepeso hagan que esta dieta sea permanente.

Comparado con otras técnicas, el mediterráneo es muy fiel. Es cierto que la dieta casi no contiene dulces, y esto puede ser una prueba real para aquellos a los que les gustan los dulces. Y, por supuesto, no se excluye la intolerancia individual a ciertos alimentos o componentes alimentarios. [55]

Posibles riesgos

Las personas con obesidad severa esperan en vano el efecto, confiando solo en el menú de la dieta mediterránea. En su caso, se necesitan métodos de corrección más estrictos. Para otras categorías de pérdida de peso, debe tener paciencia: el peso corporal disminuye, pero gradualmente.

Existe información sobre la observación de mujeres embarazadas sobre los riesgos asociados con la dieta. Las mujeres comieron de la forma habitual, registrando todos los alimentos que comieron. Resultó que la dieta, lo más cercana posible al Mediterráneo, tiene el mejor efecto sobre la salud del feto. En particular, se reduce el riesgo de asma y alergias en los niños. Esto fue confirmado por las observaciones de seguimiento de los niños durante los primeros seis años de vida. [56]

Complicaciones después del procedimiento

Para una persona sana, la dieta mediterránea no es perjudicial. Las posibles complicaciones al comer platos con verduras, carne frita, ajo, especias amenazan a las personas con problemas gastrointestinales, trastornos graves del hígado y la vesícula biliar. En patologías cardíacas graves, la ración dietética debe acordarse con el médico tratante.

Reseñas

Los nutricionistas han dejado comentarios positivos sobre la dieta mediterránea. En su opinión, la dieta mediterránea, con algunos refinamientos, es apta para las comidas familiares del día a día. El resultado es lento, pero constante y confiable.

Algunos que han perdido peso no ven ningún inconveniente en la técnica. Señalan los beneficios, la ausencia de molestias y los costos adicionales, sin los cuales muchas otras técnicas no pueden funcionar. Escriben sobre la mejora del estado de la piel y la salud en general. La pérdida de peso se observa en 3-5 kg por mes.

En las latitudes más septentrionales, la gente se enfrenta al hecho de que las verduras frescas de calidad a precios asequibles se agotan en el otoño y reaparecen en los estantes el próximo verano. Esto encarece la dieta para ellos.

Resultados

Los primeros resultados se notan después de una o dos semanas. Se manifiestan moldeando el cuerpo y mejorando el bienestar. Lo que se ha logrado debe estar respaldado por un ejercicio más intenso, una dieta y un estilo de vida saludables. No en vano, la dieta mediterránea la practican a menudo celebridades del mundo: estrellas del mundo del espectáculo y de la industria del cine. Para muchos, el sistema se ha convertido en una forma de vida y una forma de estar siempre en la mejor forma.

La pérdida de peso suave no es estresante para el cuerpo, por lo que los kilogramos no tienen prisa por volver. Además de una figura más delgada, una persona que ha perdido peso gana la experiencia de una alimentación saludable, así como la oportunidad de hacerlo permanente.

La principal desventaja de la dieta mediterránea es la pérdida de peso lenta. Pero esto no es una prioridad para quienes deciden comer bien. La tarea principal de la técnica es enseñarle una dieta saludable y mejorar la condición del cuerpo en su conjunto. A diferencia de las dietas rígidas, puede vivir con una dieta de este tipo de forma permanente, normalizando el peso y mejorando la salud sin estrés ni hambre.

Translation Disclaimer: The original language of this article is Russian. For the convenience of users of the iLive portal who do not speak Russian, this article has been translated into the current language, but has not yet been verified by a native speaker who has the necessary qualifications for this. In this regard, we warn you that the translation of this article may be incorrect, may contain lexical, syntactic and grammatical errors.

You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.